•  |
  •  |
  • EFE

La agencia de calificación Moody's mejoró la perspectiva de nota de riesgo soberano de Brasil de negativa a estable, manteniendo su nota en Ba2, por expectativas de que el próximo gobierno elegido en octubre seguirá con las reformas fiscales impulsadas por el conservador Michel Temer.

El cambio de perspectiva de Moody's se da dos días después de que el expresidente de izquierda Luíz Inácio Lula da Silva (2003-2010), favorito para esos comicios, entrara a prisión para empezar a cumplir su pena de 12 años y un mes por corrupción.​

Calificadoras de riesgo ven estable a Nicaragua

La decisión se tomó por la expectativa de que "la próxima administración aprobará las reformas fiscales necesarias para estabilizar la deuda en el medio plazo", en especial la reforma del sistema de jubilaciones, dijo la agencia en un comunicado.

Moody's también se basó en un crecimiento "mayor de lo esperado en el corto y el medio plazo" de la mayor economía de América Latina, que consolidará sus "esfuerzos fiscales".

"En resumen, Moody's cree que los riesgos negativos para el crecimiento y las incertidumbres relacionadas al ímpetu de las reformas, que llevaron a atribuir la perspectiva negativa para el rating Ba2 en mayo del año pasado, disminuyeron", manifestó.

Moody’s: elecciones en América Latina ponen en riesgo reformas fiscales

El gobierno de Temer, que asumió el poder en 2016 tras el impeachment a Dilma Rousseff, celebró la noticia, fruto de "las acciones realizadas por el equipo económico".

Y citó, entre otras medidas adoptadas, el congelamiento del gasto público por 20 años, la reforma del mercado laboral o la reapertura a la iniciativa privada del sector petrolero.

Sin embargo, Moody's resaltó que un factor de riesgo que podría devolver la perspectiva a negativa es que el escenario político sea desfavorable a la aprobación de la impopular reforma de jubilaciones, a la que considera esencial para sanear los déficit públicos del país, y que quedó en el tintero del gobierno de Temer al no conseguir la mayoría necesaria para llevarla adelante.

China ve imposible negociar con Estados Unidos en las condiciones actuales

 

El cambio de perspectiva de Moody's para Brasil se dio después de la degradación a finales de febrero de la nota de Fitch de BB a BB- con perspectiva estable, tras el abandono de la reforma de jubilaciones por parte de Temer.

En enero, S&P Global Ratings rebajó también su nota de la deuda brasileña al rango de bono basura (BB-), invocando razones similares.

El PIB brasileño creció un 1% en 2017, dejando atrás dos años de contracción, con expectativas del mercado de que este año crezca un 2,90%.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus