•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El principal republicano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, decidió retirarse en enero cuando termine su mandato, empujando a su partido a una batalla por el liderazgo antes de las cruciales elecciones legislativas de noviembre.

El consejero del presidente de la Cámara baja, Brendan Buck, dio la noticia al anunciar que Ryan no buscará la reelección en noviembre.

"Esta mañana, el presidente Ryan compartió con sus colegas que este será su último año como miembro de la Cámara. Cumplirá su mandato y luego se retirará en enero", dijo Buck en un comunicado.

Paul Ryan tiene 20 años de ejercer en la Cámara Baja. AFP/END

Ryan, que asumió el liderazgo de la Cámara en 2015 no muy convencido y nunca respaldó del todo al presidente estadounidense Donald Trump, no dio señales de sus ambiciones políticas futuras.

Buck dijo que el congresista de 48 años de Wisconsin esperaba pasar más tiempo con su familia.

"Después de casi 20 años en la Cámara baja, el orador se enorgullece de todo lo que se ha logrado y está dispuesto a dedicar más tiempo a ser esposo y padre", señaló Buck.

"Si bien no buscó el puesto, dijo a sus colegas que ser presidente de la Cámara ha sido el honor profesional de su vida, y les agradeció la confianza que depositaron en él".

Paul Ryan, presidente de la Cámara Baja de Estados Unidos. AFP/END

Chuck Schumer, el principal demócrata en el Senado, elogió a Ryan, a quien describió como "un buen hombre que siempre es fiel a su palabra".

Schumer confió en que, en los meses le restan en el Congreso, Ryan "se libere de las facciones duras de derecha de su bancada que han impedido que el Congreso concrete cosas".

Dijo que si Ryan quiere buscar a los demócratas, los encontrará "dispuestos y deseosos de trabajar con él".

La decisión de Ryan abre la batalla por el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes con Kevin McCarthy y Steve Scalise vistos como los principales contendientes para el puesto.