•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, dijo hoy que aprovechará su discurso y sus reuniones en la Cumbre de las Américas que se celebra en Lima para pedir a Latinoamérica y al mundo que aumenten sus sanciones a Venezuela y ayuden a hacer frente a la crisis humanitaria en ese país.

"Nuestro mensaje buscará unir a nuestros aliados para afrontar esta crisis humanitaria, pero también traemos un llamado a (imponer) más sanciones, más aislamiento y más presión diplomática, empezando en nuestro continente pero también en el resto del mundo, para reconocer que Venezuela es una dictadura", dijo Pence al reunirse con opositores venezolanos poco después de su llegada a Lima. 

Lea: EEUU pide a Latinoamérica que no reconozca las elecciones en Venezuela

Pence también se reunirá este sábado en Lima con los presidentes de Perú, Martín Vizcarra; Colombia, Juan Manuel Santos; Argentina, Mauricio Macri; y Chile, Sebastián Piñera, además de mantener una "reunión multilateral con comunidades del Caribe".

El vicepresidente aterrizó hoy en Lima a las 15:15 hora local (21:15 GMT) para participar en la Cumbre de las Américas en representación de Trump, quien canceló el martes su viaje para supervisar la respuesta de su Gobierno al presunto ataque químico en Siria.

Pence se reunió hoy con líderes de la oposición venezolana, antes de encontrarse con el personal de la embajada estadounidense en Perú, asistir a la ceremonia de inauguración de la Cumbre de las Américas y al banquete de bienvenida.

Te interesa: Presidente de Ecuador confirma el asesinato de los periodistas secuestrados

El vicepresidente despegó esta mañana hacia Lima, acompañado del yerno y asesor de Trump, Jared Kushner, y el director para Latinoamérica en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Juan Cruz, entre otros funcionarios.

Dentro de la delegación estadounidense también están Ivanka Trump, hija y asesora del presidente; John Sullivan, secretario de Estado en funciones de EEUU; Wilbur Ross, secretario de Comercio de EEUU; y Mark Green, director de la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).