•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los disidentes colombianos que, según autoridades, secuestraron y mataron a los dos periodistas y el chofer de Ecuador, se rebelaron contra el proceso de paz con las FARC y ahora son unos 1,200 combatientes repartidos en varios grupos. Sin un mando unificado, los disidentes fueron considerados desertores por las ya disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Tras informar a su país el asesinato del equipo de prensa, el presidente de Ecuador, Lenin Moreno, ofreció una millonaria recompensa para detenerlo. “Hemos incluido al narcoterrorista alias Guacho en la lista de los más buscados del Ecuador y ofrecemos una recompensa de 100 mil dólares por información que conduzca a su captura en el Ecuador o en Colombia”, sostuvo.

Detrás del secuestro y asesinato del equipo de prensa del diario El Comercio están precisamente las disidencias que dirige Walter Patricio Artízala Vernaza

Mientras está siendo perseguido, Guacho se financia con la droga que envía hacia Estados Unidos en alianza con las mafias mexicanas a través de una ruta del Pacífico.El gobierno de Juan Manuel Santos desplegó a principios de año 9,000 efectivos militares para intentar recobrar el control de Tumaco, una zona de dominio de la antigua guerrilla y que ahora se disputan varios grupos armados.

La división de las FARC se produjo meses antes de que el ahora partido de izquierda firmara, en noviembre de 2016, el acuerdo que condujo al desarme de unos 7,000 combatientes.​

“Algunas de estas disidencias se han manifestado hostiles no solo al acuerdo de paz, sino a los líderes de la antigua guerrilla. Los han catalogado de traidores y en algunos casos han declarado objetivo militar”, señaló a la AFP el senador Iván Cepeda, quien asesoró las negociaciones de paz de La Habana.

Encabezados por mandos medios de la otrora guerrilla, los disidentes eran en ese momento unos 500 a 700 hombres y mujeres bien armados que operaban principalmente en ocho de los 32 departamentos de Colombia.

La división de las FARC se produjo meses antes de que el ahora partido de izquierda firmara el acuerdo.

Están creciendo

Pero en año y medio este ejército disperso que se lucra del narcotráfico y la minería ilegal, pasó a tener unos 1.200 combatientes, según el general Alberto Mejía, comandante de las Fuerzas Militares.

En opinión de Ariel Ávila, analista de la Fundación Paz y Reconciliación, los disidentes están distribuidos en 15 grupos, “tres de ellos muy grandes” en los departamentos de Guaviare (sur), Meta (este) y Nariño (fronterizo con Ecuador)”.

Detrás del secuestro y asesinato del equipo de prensa del diario El Comercio están precisamente las disidencias que dirige Walter Patricio Artízala Vernaza, conocido como Guacho, de origen ecuatoriano, según inteligencia colombiana. “No nos acogimos al proceso de paz, no era porque no estuviéramos de acuerdo sino porque hubo una desigualdad en los guerrilleros medios y la tropa”, dijo Guacho en una entrevista con el canal de televisión RCN.