•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estados Unidos y los países del Grupo de Lima advirtieron ayer al presidente venezolano Nicolás Maduro, que las elecciones del 20 de mayo carecerán de legitimidad si excluyen a la oposición, en una declaración emitida al cierre de la VIII Cumbre de las Américas.

Los 16 países firmantes de la declaración exigieron “elecciones presidenciales con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático, sin presos políticos, que incluya la participación de todos los actores políticos venezolanos”.

Además, ratificaron “que unas elecciones que no cumplan con esas condiciones carecerán de legitimidad y credibilidad”.

El documento fue emitido por el Grupo de Lima y Estados Unidos, y no por la Cumbre de las Américas, debido a una falta de consenso entre los 33 países participantes en el cónclave continental, entre los que hay aliados del Gobierno de Caracas, como Cuba y Bolivia.

La situación política y económica de Venezuela ha centrado buena parte de la cumbre. Buena parte de los países que participaron pidieron a Nicolás Maduro, que permita el ingreso de ayuda para paliar la crisis humanitaria.

Vetado por el gobierno peruano, primero por el del dimitido presidente Pedro Pablo Kuczynski y después por Martín Vizcarra, que lleva tres semanas en la presidencia, el mandatario venezolano no ha podido participar en la VIII Cumbre de las Américas. 

Inicialmente, Maduro había asegurado que asistiría contra viento y marea, pero desistió alegando falta de garantías para su seguridad.

En Caracas, el gobernante venezolano calificó el sábado de “fracaso total” la VIII Cumbre de las Américas por finalizar sin consenso, alrededor de peticiones para desconocer las elecciones en el país petrolero.

Los 16 países firmantes justificaron su declaración ante “la persistente situación de quiebre del orden constitucional en Venezuela y preocupados por el agravamiento de la crisis política, económica, social y humanitaria en ese país”.

El comunicado lo firman Argentina, Bahamas, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, y Estados Unidos.

Es primera vez que Estados Unidos y Bahamas firman una declaración con el Grupo de Lima.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, advirtió que puede haber un “éxodo masivo” en Venezuela si se profundiza la crisis política y económica, e hizo un llamado “a todos los países para que mediante el diálogo y acciones concretas busquemos una salida pacífica y democrática a esta crisis del pueblo venezolano”.