• |
  • |
  • AFP

Los observadores internacionales de la OEA y la UE esperan completa normalidad en los comicios ecuatorianos que se ralizarán mañana y llamaron hoy a los candidatos a propiciar un ambiente de tranquilidad para la jornada, en la que el presidente Rafael Correa aspira a ser reelecto. "Esperamos que todo transcurra mañana con normalidad", expresó el jefe de la misión de la OEA, el chileno Enrique Correa, tras reunirse con el vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Agregó que los observadores han "subrayado la necesidad de dar un ambiente propicio y de respeto al votante", por lo que pidió a los candidatos mantener un "silencio electoral". "Observamos que ya las cosas empiezan a tomar desde el día de hoy la tranquilidad que las elecciones necesitan", señaló el veedor, apuntando que unos 100 observadores de la OEA están desplazados en las 24 provincias ecuatorianas al igual que unos 120 de la Unión Europea, UE.

Por su parte el jefe del equipo de la UE, el portugués José Ribeiro e Castro, manifestó que es importante que los actores políticos respeten la veda electoral para que "la ciudadanía pueda reflexionar después del ruido de la campaña" de 45 días, que concluyó hacia la medianoche del jueves. "El proceso ha transcurrido de manera positiva", añadió Ribeiro e Castro, quien también dialogó con el vicepresidente Moreno en el Palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo en Quito.

Sostuvo que "el país está listo para las elecciones" y que los ecuatorianos deberán "decidir en su conciencia cómo van a votar, sin más presiones". Correa agregó: "Hemos podido laborar sin interferencias. Desde ese punto de vista, hemos contado con el pleno respeto del gobierno para el cumplimiento de nuestros objetivos". Alrededor de 10,5 millones de los 14 millones de ecuatorianos están convocados a elegir cerca de 6.000 autoridades, incluidos 124 legisladores.