•   Rusia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los investigadores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), en Siria desde el sábado, no han podido acceder a la ciudad de Duma por “problemas de seguridad” y se espera que lleguen el miércoles para investigar sobre el presunto ataque químico, informó  ayer la embajada rusa.

“El miércoles (hoy) esperamos la llegada de los expertos de la OPAQ”, declaró un alto responsable ruso en una conferencia de prensa en la embajada de Rusia en La Haya, al explicar que las rutas que conducen a Duma tenían que ser desminadas.

Antes, durante la jornada, el director de la OPAQ, Ahmet Uzumcu, declaró en una reunión de urgencia de los Estados miembros del Consejo Ejecutivo, que “el equipo no ha sido desplegado todavía en Duma”, porque según explicó, Siria y Rusia habían alegado “problemas de seguridad”.

De otro lado, Estados Unidos dijo que sospecha que Rusia pudo haber visitado el lugar de un presunto ataque químico en Duma y habría “falsificado” las pruebas, declaró el embajador estadounidense ante la OPAQ.

“Los rusos podrían haber visitado el sitio del ataque. Tememos que lo hayan manipulado para obstaculizar los esfuerzos de la misión de investigación de la OPAQ para llevar una investigación eficaz”, declaró el embajador Ken Ward durante una reunión de la OPAQ.

El presunto ataque químico del 7 de abril en Duma --entonces último bastión rebelde-- sigue movilizando a las grandes potencias luego que el sábado Estados Unidos realizara un bombardeo coordinado con Francia y Reino Unido contra objetivos sospechosos de almacenar armas químicas en Siria.

“El régimen se comprometió formalmente a declarar todas sus existencias y no usar nunca armas químicas.

En presencia de los embajadores francés, británico y ruso, Uzumcu declaró en La Haya, sede de la OPAQ, que los “sirios y rusos alegaron problemas de seguridad”, según el embajador británico en Holanda, Peter Wilson.

“El régimen se comprometió formalmente a declarar todas sus existencias y no usar nunca armas químicas.

Solución 

Los países de la Unión Europea (UE) urgieron a reanudar los esfuerzos para lograr una solución política a más de siete años de guerra en Siria, tras brindar un apoyo mínimo a los recientes ataques aéreos occidentales.

Los países de la Unión Europea (UE) urgieron a reanudar los esfuerzos para lograr una solución política a más de siete años de guerra en Siria.

La UE “entiende que los ataques aéreos selectivos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido (...) fueron medidas específicas adoptadas con el único objetivo de impedir que el régimen sirio siguiera utilizando armas químicas”, concluyeron los 28 cancilleres europeos reunidos en Luxemburgo.

La primera ministra británica Theresa May, y el presidente francés Emmanuel Macron afrontaron este lunes las críticas de la oposición por una operación militar contra Siria que no despertaba unanimidad.

May compareció ante los diputados para explicarles su posición, en un país todavía marcado por la desastrosa invasión de Irak en 2003 y su posterior ocupación, que se saldó con la muerte de 179 soldados británicos y mancilló el legado del entonces primer ministro, el laborista Tony Blair.

“No recibimos órdenes de Estados Unidos. Permítanme ser absolutamente clara: hemos actuado porque era de interés nacional hacerlo”, dijo a los diputados.