•   Roma, Italia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Amnistía Internacional (AI) denunció este martes la "retórica del odio" que marcó la reciente campaña electoral en Italia, durante la cual registró "un mensaje de odio cada hora", un fenómeno que la organización de derechos humanos ha señalado también en otros países.

"Durante las últimas tres semanas de la campaña electoral en Italia registramos 787 mensajes de odio en las cuentas de los candidatos, más de uno por hora, los cuales repercutieron en las redes sociales", reveló el informe de AI.

Italianos ponen fin a partidos tradicionales

Unos 600 activistas de la organización analizaron las cuentas de Facebook y Twitter de 1,419 candidatos para las elecciones legislativas y regionales del 4 de marzo durante el lapso de tiempo que transcurrió desde el 8 de febrero al 2 de marzo con el fin de establecer el "barómetro del odio".

El uso de estereotipos y mensajes insultantes, racistas y discriminatorios, e inclusive que incitaban a la violencia formó parte del lenguaje común de la campaña electoral.

Según los activistas, el 43% de los mensajes de odio fueron escritos por líderes de los distintos partidos, entre ellos 129 candidatos, 77 de los cuales fueron elegidos.

La Liga Norte, del xenófobo Matteo Salvini, lideró el fenómeno con el 51% de los mensajes enviados.

La extrema derecha neofascista de Hermanos de Italia registró el 27% y Forza Italia, el partido del magnate ex primer ministro Silvio Berlusconi, el 13%. La pequeña formación neofascista Casa Pound el 4%.

Posibles escenarios políticos en Italia tras las elecciones

La formación antisistema Movimiento 5 Estrellas, primera fuerza política del país, se limitó a un 2%.

La inmigración ilegal, tema central de la campaña, inspiró el 91% de los mensajes, en los cuales los inmigrantes fueron tildados de "ilegales", "extranjeros", pero también de "animales" y hasta "gusanos".

El 11% de los mensajes manifestaban sentimientos islamofóbicos, el 6% arremetía contra los homosexuales, y el 5% contra los gitanos.

Según la organización, un tercio de los mensajes estudiados transmitían informaciones falsas o datos modificados.

"Lo sospechábamos y ahora lo hemos confirmado: la retórica del odio también se usa en Italia", comentó Gianni Rufini, director de Amnistía Internacional Italia, en un comunicado.

"Es impresionante ver que tanta gente que aspira a tener un rol institucional haya usado palabras tan discriminatorias y de odio durante la campaña", recalcó.

Amnistía alertó recientemente sobre que el apogeo de este tipo de discursos, sobre todo en las democracias occidentales, agrava "el riesgo de normalizar el odio" y estigmatizar grupo de personas.