•  |
  •  |
  • EFE

Dos oficiales de la Oficina del Alguacil del condado Gilchrist murieron hoy tras ser abatidos a tiros en un restaurante de Trenton, en el norte de Florida, por una persona que también perdió la vida en el incidente, informaron las autoridades.

Según la Oficina del Alguacil del Condado Alachua, en nombre del alguacil del condado Gilchrist, Robert Schultz, el suceso ocurrió esta tarde cuando una persona no identificada, y sin motivo aparente, se acercó al restaurante Ace China, en el centro de Trenton, y disparó a los oficiales que se hallaban en el interior a través de la ventana del negocio.

México halla restos humanos e indaga si son jóvenes desaparecidos en Jalisco

Cuando agentes de la Policía local acudieron al lugar de los hechos "encontraron al tirador muerto afuera del negocio, y ambos alguaciles muertos" como consecuencia de las heridas, de acuerdo a una nota de prensa de la dependencia policial.

Las autoridades no han informado cómo murió el autor de los disparos, ni las identidades de los fallecidos.

En un mensaje colgado en sus redes sociales, la Oficina del Alguacil del condado Gilchrist señaló que el departamento "ha sufrido una terrible tragedia" y pidió a los residentes que eviten el área.

Señor sin pensiones, dice una mujer a Vicente Fox en un avión

Trenton es una pequeña ciudad al norte de Florida, a unas 35 millas (56 kilómetros) al oeste de la ciudad de Gainesville.

El suceso, sobre el que se mantiene activa una investigación, motivó un mensaje del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien por estos días se encuentra en su residencia de invierno y club social Mar-a-Lago, en Palm Beach (Florida).

"Mis pensamientos, oraciones y condolencias están con las familias, amigos y colegas de los dos agentes @GCSOFlorida (HÉROES) que perdieron la vida en el cumplimiento de su deber hoy", escribió el mandatario en Twitter.

California se niega a enviar refuerzos militares a frontera con México

El gobernador por Florida, Rick Scott, también lamentó el suceso y ofreció a la dependencia policial todo el apoyo que haga falta del gobierno estatal, según indicó en un comunicado distribuido por su oficina.

"Es realmente maldad que alguien hiera a un oficial de la ley, y en Florida, tenemos tolerancia cero con la violencia, especialmente contra la Policía", señaló Scott.

El hecho es investigado por el Departamento de Florida de Ejecución de la Ley (FDLE, por sus siglas en inglés).