•  |
  •  |
  • EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo hoy que más de 160.000 soldados y policías se encargarán de la seguridad en las elecciones presidenciales, que se realizarán el próximo 27 de mayo y también serán protegidas de ataques cibernéticos del extranjero.

Así lo aseguró el jefe de Estado al término de la reunión de la Comisión Nacional de Garantías Electorales realizada en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, y a la que acudieron representantes de los partidos y candidatos.

Colombia propone en el FMI plan de rescate a Venezuela de 60.000 millones de dólares

"Tenemos una comisión especial que está vigilando que no lleguen del extranjero algunos ataques de la cibernética y se hizo un llamado para que se haga una vigilancia especial en todos los sistemas y software de todas las campañas", manifestó Santos.

Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos

El mandatario recordó que las elecciones legislativas del pasado 11 de marzo fueron las más "tranquilas" y "pacíficas" de la historia reciente, así como que a ellas concurrió la antigua guerrilla de las FARC, ahora convertida en partido político.

Partido Conservador anuncia apoyo a campaña de Vargas Lleras a la Presidencia

"Se adelantan los dispositivos para que las autoridades estén en las elecciones. Son 165.000 miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía" que se encargarán de brindar seguridad en las elecciones, dijo Santos.

Aseguró que "para las elecciones del 27 de mayo próximo habrá garantías para todos y cada uno de los candidatos, y para todos los colombianos" para que "las grandes ganadoras" sean Colombia y su democracia.

Santos pide mantener la campaña presidencial libre de violencia y agresiones

De otro lado, Santos aseguró se hizo un llamado para que todos los candidatos se pronuncien condenando cualquier tipo de agresión o de violencia. "La simple vocería de los candidatos tiene un efecto disuasivo entre sus seguidores", dijo Santos quien destacó que "lanzar mensajes como este generará un impacto positivo entre los electores y contribuirá a reducir los ánimos caldeados que parecen no estar dando tregua".