•   Johannesburgo, Sudáfrica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una ola de fuertes protestas en la provincia Noroeste de Sudáfrica ha causado un muerto por un accidente de tráfico causado por los manifestantes y ha provocado la detención de 23 personas, lo que obligó hoy al presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, a acortar una visita en Londres y volver al país.

La tensión en la región se ha recrudecido en los últimos días, con foco en la capital provincial, Mahikeng, ante el descontento de la población con la gestión del gobernador local, Supra Mahumapelo, acusado de ineficacia y corrupción.

Manifestantes y fuerzas de seguridad han protagonizado violentos enfrentamientos y se han registrado saqueos y quemas de vehículos y autobuses.

 Manifestaciones en Polonia contra el endurecimiento de la ley del aborto

Este jueves, una persona falleció cuando un coche atropelló a unos manifestantes que trataban de escaparse de la Policía, según informó hoy el portal informativo Eyewitness News.

Según fuentes policiales consultadas por ese medio, en total hay 23 detenidos por los disturbios, hasta la fecha. Ante el incremento de la violencia, el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, decidió regresar prematuramente de un viaje oficial al Reino Unido, donde participaba en la vigésimo quinta reunión bianual de la Mancomunidad de Naciones (Commonwealth).

 Manifestación en Hong Kong contra el control chino

Según informó el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) en un comunicado, Ramaphosa viajará hoy a Mahikeng, acompañado de otros altos cargos del partido, para evaluar personalmente la situación. Los manifestantes reclaman la dimisión inmediata de Mahumapelo, quien también pertenece al CNA.