•  |
  •  |
  • AFP

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, fue reelegido para gobernar hasta 2013 en los comicios generales de hoy, que le depararon un inédito triunfo en primera vuelta, según tres encuestas privadas a bocas de urna. Correa obtuvo un promedio de 55% de los votos válidos y una ventaja de 28 puntos sobre su inmediato rival, el candidato nacionalista Lucio Gutiérrez, con el 27%, lo que hace innecesario un balotaje.

El mandatario reelecto se atribuyó una "abrumadora victoria" inmediatamente después de conocerse los resultados extraoficiales. "Mis primeras palabras son de profundo agradecimiento al pueblo ecuatoriano dentro y fuera de la patria (...) porque hemos ganado abrumadoramente", dijo Correa en una conferencia de prensa en la ciudad de Guayaquil.

Los comicios generales de hoy se desarrollaron con transparencia y calma, saliendo al paso de unas denuncias de su rival Lucio Gutiérrez sobre la supuesta manipulación de votantes por parte del gobierno. "De lo que yo he visto (...) se han realizado con transparencia. Ha habido mucha agilidad, mucha calma", declaró el mandatario a la prensa en el puerto de Guayaquil, donde acompañó a su madre a sufragar.

"No sé si ha habido inconvenientes, pero son inevitables en estos procesos", agregó Correa, quien se perfila como el favorito para ser reelegido, y enfatizó: "estoy casi seguro que inconvenientes generalizados no hay muchos". Frente a denuncias de la oposición sobre una supuesta manipulación de los votantes, Correa refutó: "ya empiezan los pretextos cuando se develan sus mentiras" y evitó hacer más declaraciones.

No está seguro de reelección
El mandatario afirmó que todavía no se siente seguro de su reelección y dejó su futuro en manos de Dios y los electores, tras votar en los comicios generales hoy. "Nunca doy por seguro nada. Yo trabajo como el primer día y suponiendo que no tengo un solo voto, ya todo está en manos de Dios y del pueblo ecuatoriano", declaró Correa poco después de sufragar en un colegio del norte de Quito. El mandatario evitó el triunfalismo de otros días y prefirió destacar la vocación democrática de su país, el miembro más pequeño de la OPEP.

Correa es el amplio favorito para ser reelecto hasta 2013 aunque una reciente encuesta, difundida la noche de ayer, mostraba un importante repunte del ex mandatario Lucio Gutiérrez. El jefe de Estado domina la intención de voto con un 49% de las preferencias, seguido de Gutiérrez, con 24% y el magnate derechista Alvaro Noboa, con 13%, según la firma Santiago Pérez, SP. "En nuestras manos está: o volver al pasado o continuar con el cambio, continuar con el futuro, con nuestro destino", indicó Correa, quien calificó el proceso como "una fiesta democrática".

Agregó que su campaña ha sido "complicada y muy dura", y anticipó que de imponerse en los comicios seguirá trabajando por la integración sudamericana que soñó el libertador Simón Bolívar. De 46 años y con apenas dos en el poder, Correa es partidario de la corriente socialista que se abrió paso en la región desafiando a Estados Unidos, reivindicando el rol del Estado y proponiendo una nueva arquitectura financiera ante lo que considera el colapso del capitalismo.