•  |
  •  |

El modista brasileño Samuel Cirnansck apostó hoy por el brillo y la elegancia para presentar su nueva colección en la tercera jornada de la Semana de la Moda de Sao Paulo, que también contó en la pasarela con la propuesta de la firma Osklen, una de las más conocidas de Brasil.

El estilista presentó su colección para el invierno 2018 y no ahorró en los brillos de sus sofisticadas combinaciones, que mezclan sobre todo las tonalidades negras, blancas y plateadas.

Anitta abre la semana de la moda

El ecléctico desfile de Cirnansck abrió con un refinado vestido color crema repleto de adornos y transparencias, sin dejar de reservar un espacio para las ropas más casuales y su marca registrada: la moda de fiesta.

De la sobriedad inicial se pasó a modelos inspirados en el personaje de Hello Kitty, una ilustre invitada de la marca y que se convertió en estampa para bolsos, chaquetas y vestidos.

 Modelos desfilan con un diseño del proyecto Ponto Firme, colección confeccionada por presidiarios / Foto: EFE

La colección de los elegantes vestidos de fiesta fueron el punto alto en la pasarela, presentados en modelos que mezclaron el visual clásico y romántico con una propuesta sensual y osada.

La luz y la iluminación del la sala de uno de los pabellones del Parque Ibirapuera realzaron aún más los festivos colores por los que apostó el modista en esa sección, con destaque para el dorado, el verde, el rojo y el plata.

Los homogéneos peinados de las modelos permitieron que todas las miradas se centraran tan solo en las refinadas producciones del modista, que intercambiaron entre modelos clásicos, de tejidos finos y dinámicos, con diseños osados, de tejidos más rigurosos y llenos de transparencias.

Finlandia se luce en arte y diseño

Si por un lado las creaciones de Cirnansck iluminaron las pasarelas, la apuesta del diseñador Oskar Metsavaht, de la marca Osklen, fue precisamente en la dirección opuesta.

Con colores más oscuros, en especial el negro, el marrón, el gris y el verde, Metsavaht entregó un desfile que trajo 43 composiciones que tiñeron de negro la pasarela.

El diseño que abrió la presentación de Osklen en esa 45 Semana de la Moda de Sao Paulo, también conocida como Sao Paulo Fashion Week, fue una pieza única marrón de formas irregulares y con pedazos de tejidos superpuestos.

Joao Pimenta, por su parte, presentó su colección masculina para el próximo otoño invierno, basada en los cuadros y los colores fuertes. / Foto: EFE

Aunque algunas de las creaciones se destacaban por colores más vivos, como el rojo sangre, el amarillo y el rosa, el estilista dejó bastante claro que la tendencia de la marca para ese invierno serán las tonalidades más sobrias.

A diferencia de Cirnansck, las confecciones de Metsavaht no incluyeron nada de brillo y contaron con propuestas unisex, apostando por piezas anchas y largas.

Ya la estilista brasileña Raquel Davidowicz entregó por la mañana, durante el desfile que abrió esa tercera jornada de la Sao Paulo Fashion Week, la "diversidad cultural" a través de una propuesta "nómada, libre y ecléctica".

Reciclaje de los pies a la cabeza

Con confecciones exageradas, como descomunales bolsos y excesivas superposiciones, la apuesta de la modista fue por la creación de un juego de volumen que "caracteriza el tono práctico de ese estilo nómada".

"El extranjero está presente en nuestras vidas, dentro de nosotros mismo, tan fuerte y tan frágil al mismo tiempo", conforme destacó la estilista en su carta de presentación.

Y fue precisamente eso que quiso probar con su nueva colección: "Conforme exploramos las diferentes culturas, nos enriquecemos y damos un sentido de individualidad dentro de ese mundo globalizado".

Joao Pimenta, por su parte, presentó su colección masculina para el próximo otoño invierno, basada en los cuadros y los colores fuertes.

Los encargados del cierre de esa tercera jornada serán la estilista Lilly Sarti y la marca PatBo, que propone una colección inspirada en "la mujer libre, con alma gitana y que busca autenticidad".