•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades sanitarias de Bolivia anunciaron hoy la compra de 1,8 millones de dosis de vacunas contra la influenza para aplicarlas a menores de dos años y mayores de 60, tras la muerte de doce personas como consecuencia de esa enfermedad y la confirmación de 395 casos en el país.

En una rueda de prensa, la jefa nacional del programa contra la influenza del Ministerio de Salud de Bolivia, Yandira Alcón, informó de que los "doce casos de fallecidos" fueron todos en Santa Cruz (este) y que la mayoría de los 395 casos registrados hasta el momento se reportaron en esa misma región.

 Nicaragua vacunará contra fiebre amarilla a quienes viajen a países en riesgo

Sobre los fallecidos indicó que "son pacientes que han tenido alguna patología de base o patologías crónicas", mayores de 60 años o menores de dos.

Alcón indicó que se tiene lista una estrategia para aplicar las vacunas, que se prevé que llegarán al país en la segunda semana de mayo y que costarán cerca de 5 millones de dólares, incluidos los costes de logística.

El vocero en Bolivia de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Alfonso Tenorio, explicó que "la vacuna es diferente a la del año pasado", ya que se la elabora conforme a la evolución de los virus que causan la enfermedad respiratoria.

 Delegación de Rusia supervisa fábrica de vacunas en Nicaragua

Explicó que en los países del hemisferio sur se ha visto un "incremento de casos de influenza" y anticipó que entre mayo y octubre podrían manifestarse en un mayor número.

La influenza es una enfermedad respiratoria con síntomas más exacerbados que los de una gripe común y se transmite por gotas de saliva presentes en cualquier expectoración en las que está presente el virus.

 Científicos revelan por qué vacuna contra gripe no funciona en algunos casos

Hace algunos años el serotipo AH1N1 de la influenza se hizo famoso, sin embargo las otras variantes del virus son igual de peligrosas para la salud.

Otros grupos considerados de alto riesgo por las autoridades sanitarias son las mujeres embarazadas y en postparto, también lo son las personas con enfermedades crónicas cardiacas o pulmonares, entre otras.

Las autoridades sanitarias consideran que la medida preventiva más importante contra la influenza es el lavado frecuente de manos.