•  |
  •  |
  • EFE

El National Memorial for Peace and Justice, un monumento que rinde homenaje a miles de negros estadounidenses linchados públicamente, abrió este jueves en el sur de Estados Unidos.

Este memorial situado en Montgomery, Alabama, tiene por objetivo promover la reflexión sobre la desigualdad racial del país, cuyas reminiscencias todavía se pueden sentir hoy.

Cambiarán de sitio estatua de niña que desafía al toro de Wall Street

"Esta sombra no podrá retirarse hasta que brille la luz de la verdad sobre la destructiva violencia que forjó nuestra nación, traumatizó a la gente de color y desafió nuestro compromiso con la superioridad de la ley y la justicia igualitaria", dijo en el sitio web del monumento Bryan Stevenson, director del grupo Equal Justice Initiative (EJI), detrás del proyecto.

Las placas con los nombres de esclavos colgadas en el interior del Monumento Nacional por la Paz y la Justicia dedicado a la esclavitud de los afroamericanos / Foto: EFE

EJI, un organismo sin afán de lucro, ha documentado el linchamiento de más de 4.400 negros en Estados Unidos entre 1877 y 1950.

Honran a miles víctimas de terremoto de Managua en 1972 y anuncian monumento

Mientras la esclavitud se mantuvo durante siglos, "nada sostuvo tanto la desigualdad racial como el linchamiento", señala el sitio web. "El linchamiento fue terrorismo racial".

El activista estadounidense Jesse Jackson invitó en su cuenta de Twitter a visitar el memorial indicando que "expone nuestra historia oscura".

Ocupando un espacio de 2,4 hectáreas, el memorial contiene 800 monumentos suspendidos de acero, uno por cada condado donde se realizó un linchamento, y en cada uno de ellos está grabado el nombre de las víctimas. Además, también se exhiben diversas esculturas de hombres y mujeres negros encadenados.

Italia prohíbe el uso comercial sin autorización del David de Miguel Ángel

El activista estadounidense Jesse Jackson invitó en su cuenta de Twitter a visitar el memorial indicando que "expone nuestra historia oscura".

Aunque Estados Unidos acabó con las políticas racistas hace décadas, todavía se puede sentir el legado de la discriminación.

Disparos mortales por parte de agentes de policía contra sospechosos negros en Estados Unidos en los últimos años han encendido un debate a escala nacional sobre la raza y la justicia criminal.