•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La indignación popular generada por la sentencia que condena por abuso sexual, y no por violación, a cinco hombres que agredieron en grupo a una joven durante los Sanfermines de 2016 dio paso hoy en España al debate sobre la necesidad de revisar el Código Penal y actualizar la definición de delitos sexuales.

Desde que este jueves se hizo pública la sentencia, en medio de una gran expectación mediática, las multitudinarias manifestaciones de rechazo no han cesado en todo el país, mientras que en la plataforma Change.org un millón de personas apoyan una iniciativa para inhabilitar a los magistrados que dictaron el fallo.

Lea: Un millón de firmas contra jueces españoles por sentencia sobre abuso sexual

En la sentencia se condenan a los cinco acusados -autodenominados como "La Manada"- a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual continuado al entender que los abusos se produjeron sin el consentimiento de la joven, pero no se dio uso de la violencia ni intimidación, condiciones para que la agresión se considere violación.



Especialmente polémico resultó el voto discrepante de uno de los jueces, quien abogó por la absolución de los cinco jóvenes y se refirió a las imágenes grabadas por los acusados, y presentadas ante el tribunal, como actos sexuales realizados "en un ambiente de jolgorio y regocijo de todos ellos".

 Condenan a 9 años por abuso a 5 hombres en polémica violación en Sanfermines

La Fiscalía de Navarra anunció hoy que recurrirá la sentencia ya que mantiene su consideración de que los hechos denunciados por la joven son constitutivos de un delito de agresión sexual, de violación, y no sólo de abuso.

La sentencia ha sido analizada desde todos los sectores sociales, que, en su mayoría, convergen en la necesidad de modificar el Código Penal español, que data de 1995, con el fin de redefinir los delitos sexuales y a adaptarlo a la actual realidad del país, que en los últimos años ha puesto especial énfasis en la lucha contra la violencia de género y en la defensa de los derechos de las mujeres.


España, en vilo por un caso de violación grupal

El Gobierno de España anunció hoy que analizará si es conveniente una revisión del Código Penal para adaptar la tipificación de este tipo de delitos a la "nueva concienciación y sensibilización social hacia una tolerancia cero en este tipo de actuaciones".

"Es evidente que cualquier modificación hay que hacerla reposadamente; hay que contar con todos los grupos políticos porque sería una modificación de una ley orgánica", puntualizó el ministro Portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en rueda de prensa.

Las principales formaciones políticas de izquierdas -Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Podemos- apoyaron esta iniciativa y coincidieron en hacerlo "desde la calma y sin dejarse llevar por la agitación social".

Sin embargo, el abogado de cuatro de los acusados, Agustín Becerra, criticó la implicación de los políticos, a los que denominó "surferos", en un asunto judicial y les pidió que abandonen "titulares grandilocuentes" destinados a ganar "tres o cuatro votos".

En lugar de ello, dijo el abogado, deberían trabajar y determinar con qué legislación deben hacerlo magistrados y letrados.

Becerra indicó además que pedirá la libertad provisional de sus defendidos y posteriormente recurrirá ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra una sentencia que considera "no ajustada a derecho".

La indignación popular por la sentencia no solo se extendió por todo España, sino que hoy también traspaso sus fronteras y llegó hasta Hollywood, donde la lucha de las mujeres contra los abusos sexuales se vio materializada en la campaña #metoo.

La actriz y productora estadounidense Jessica Chastain, dos veces nominada al Óscar, expresó hoy su rechazo al polémico fallo judicial replicando una de las frases más escuchadas y escritas en las últimas 24 horas en España: "No es abuso, es violación".

"Cinco extraños le dijeron a una adolescente intoxicada que le llevarían a su coche. Pero la llevaron a otro lugar donde la violaron conjuntamente y lo filmaron", subraya en un mensaje en Twitter Chastain.