•  |
  •  |
  • EFE

La Policía de El Salvador arrestó hoy a dos supuestos pandilleros deportados de Estados Unidos, incluido uno de los 100 más buscados, y que son requeridos por la Justicia por delitos como homicidio y organizaciones terroristas.

El cuerpo de seguridad detalló que uno de los detenidos es Óscar Gallegos, uno de los 100 pandilleros más buscados, y que es requerido por dos tribunales de la capital salvadoreña por homicidio agravado, agrupaciones Ilícitas, secuestro y organizaciones terroristas.

"Según la información policial el detenido, junto a dos sujetos más, habría participado de un doble homicidio en marzo del año 2014" contra dos personas que habían "decido abandonar la estructura criminal", detalló la institución.

El otro detenido es Saúl Sánchez, "quien es reclamado por los tribunales salvadoreños por el delito de organizaciones terroristas y quien fue deportado por autoridades de Estados Unidos para "continuar con el debido proceso" judicial.

El número de pandilleros deportados a El Salvador se disparó en un 136,8 por ciento en 2017, en comparación con el 2016, según datos oficiales de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME).

Las cifras de la entidad estatal dan cuenta de que en 2017 el país recibió a 1.241 pandilleros, 717 más que los que llegaron en 2016, cuando fueron 524, y de los que fueron detenidos 90 al ingresar a territorio salvadoreño.

Las autoridades de Seguridad salvadoreñas acusan a las pandillas de mantener los altos índices de asesinatos que sitúan al país como uno de los más violentos del mundo con tasas de 103, 81,7 y 60 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015, 2016 y 2017, respectivamente.