•  |
  •  |
  • EFE

La Organización de Estados Americanos (OEA) se reunirá el lunes próximo para debatir sobre la crisis humanitaria en Venezuela, según una convocatoria publicada el viernes, que provocó la "enérgica protesta" del gobierno de Nicolás Maduro.

El Consejo Permanente de la OEA celebrará una sesión extraordinaria el 30 de abril para deliberar sobre "la situación humanitaria que vive la población venezolana y su impacto en los países de la región", informó la organización.

La OEA retoma negociaciones con Nicaragua para reformar su sistema electoral

La reunión, que se realizará a las 15H00 (19H00 GMT) en la sede de la OEA en Washington, fue citada a pedido de las delegaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú.

"Esta convocatoria (...) se suma a la campaña de agresiones contra (...) Venezuela, cuyo principal objetivo es la desestabilización del país los días previos a las elecciones presidenciales del 20 de mayo, y de esa manera hundir a nuestra nación en una ola de violencia que deslegitime los resultados del voto popular", dijo la misión permanente de Venezuela ante la OEA.

En una nota que rogó al presidente del Consejo Permanente, el colombiano Andrés González, distribuir a los países miembros, Caracas denunció la "grave agresión injerencista" contraria a los principios de la Carta fundacional de la OEA.

"Los países proponentes de este Consejo Permanente sufren de ceguera selectiva", indicó el texto, deplorando que se concentre la atención en Venezuela cuando hay "graves problemas en el hemisferio", entre los que mencionó ejecuciones extrajudiciales, desapariciones y amenazas de expulsión de miles de latinoamericanos de Estados Unidos.

Todos los países que solicitaron la sesión del lunes integran el Grupo de Lima, un bloque crítico del gobierno socialista venezolano.

Macri pide junto a Piñera "un gobierno democrático" en Venezuela

El Grupo de Lima y Estados Unidos firmaron a mediados de abril un documento considerando ilegítimos los próximos comicios, en las que Maduro busca la reelección, lo cual generó notas de protesta de Caracas.

La declaración fue emitida al margen de la reciente Cumbre de las Américas en Perú debido a una falta de consenso entre los 33 países participantes, entre los que hay aliados del gobierno de Caracas, como Cuba, Bolivia y Nicaragua.

Cumbre de las Américas en Perú

La misma falta de consenso sobre la situación en Venezuela se ha dado en el seno de la OEA, donde no está Cuba, pero Caracas también cuenta con el respaldo de Bolivia y Nicaragua y países caribeños.

La última Asamblea General de la OEA, en abril de 2017 en Cancún, no logró emitir una declaración sobre la crisis venezolana.

Un día después de que terminara la Asamblea, Maduro afirmó que Venezuela "más nunca" retornaría a la OEA. Pero el proceso de salida de la organización lleva dos años y recién se concretará en abril de 2019.

El video de Almagro

Venezuela, otrora potencia petrolera, atraviesa "una de las mayores" crisis económicas del mundo en el último medio siglo, según el FMI, que para este año prevé una caída del PIB de 15% y una inflación de más de 13.000%.

Esto provocó la salida masiva de personas del país, agudizada en los últimos meses y estimada en entre tres y cuatro millones de personas desde 1999.

En un video publicado en el sitio web de la OEA, el secretario general, Luis Almagro, abierto opositor a Maduro, dirigió un mensaje de "solidaridad y apoyo" a los "hermanos y hermanas" de Venezuela, y dijo que desde la OEA varias iniciativas buscan ayudar a los refugiados venezolanos en Brasil, Ecuador, Colombia y Perú.

"El pueblo venezolano vive hoy un éxodo involuntario, forzado por la creciente degradación económica e institucional que vive su país", dijo.

Opositores venezolanos se manifiestan en focos de protestas contra la crisis

Y advirtió: "es muy probable que esa situación empeore si las fraudulentas elecciones del 20 de mayo finalmente se celebran y, como es previsible, consolidan el poder dictatorial del actual régimen".

A iniciativa de Almagro, el año pasado se realizaron en la sede de la OEA una serie de audiencias públicas con el fin de determinar si existen bases para llevar a Venezuela ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad.

El informe final del panel de expertos a cargo de esas audiencias es esperado para antes de las elecciones del 20 de mayo, dijo a AFP una fuente de la OEA.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ente autónomo de la OEA, denunció en su informe anual un "alarmante" deterioro de la "institucionalidad democrática" y el respeto de los derechos humanos en Venezuela.

Caracas ha denunciado en los últimos meses un "uso y abuso" de la plataforma de la OEA por parte de Almagro con el fin de "desestabilizar y derrocar" al gobierno de Maduro.