•   Los Ángeles, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un juez de Los Ángeles concedió el viernes a Michael Cohen, abogado del presidente Donald Trump, postergar por 90 días el juicio con la actriz porno Stormy Daniels, que lo demandó para dejar sin efecto un acuerdo de confidencialidad relacionado con el mandatario.

La decisión del juez S. James Otero responde a la intención de Cohen de acogerse a su derecho constitucional contra la autoincriminación y no declarar en este caso si no era postergado, argumentando que podría afectarlo en otra investigación criminal que le abrió el FBI en Nueva York.

La postergación evitaría que ambos casos se solaparan. La próxima audiencia quedó para el 27 de julio.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, busca anular el acuerdo que firmó en 2016 para callar sobre un supuesto romance con Trump, ocurrido 10 años antes, a cambio de un pago de US$130,000 que Cohen hizo de su propio bolsillo.

El mandatario niega cualquier relación con la actriz y conocimiento de dicho pago, aunque admitió por primera vez el jueves, en una entrevista con la cadena Fox News, que el abogado lo había representado en un “acuerdo” con la intérprete.

El abogado de Daniels, Michael Avenatti, dijo en Twitter que apelaría la decisión la semana próxima.

La oficina de Cohen y la habitación de hotel donde vivía temporalmente fueron requisadas por el FBI, que investiga los “negocios” de Cohen, entre ellos los US$130,000 pagados a Daniels poco antes de las elecciones, para garantizar su silencio sobre el presunto amorío con el presidente.

Fiel defensor de Trump, Cohen fue durante años el abogado principal de la Trump Organization y uno de los portavoces de su campaña presidencial.