•  |
  •  |
  • AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió hoy elevar su nivel de alerta de 3 a 4 en una escala de 6, lo que significa un "incremento significativo" del riesgo de pandemia de la gripe porcina, indicó el responsable de seguridad sanitaria de la organización, Keiji Fukuda, durante una conferencia telefónica desde Ginebra.

Esta decisión es "un paso significativo hacia la pandemia de gripe, pero también es una fase que dice que todavía no hemos llegado ahí", precisó. No obstante, "una pandemia no es considerada inevitable en este momento", añadió.

La organización, por el momento, no ha recomendado restricciones de viaje, pero advirtió que ninguna región del mundo está a salvo. "En una época en que la gente viaja en avión muy rápidamente por el mundo, no hay ninguna región en la que el virus no pueda dejar de expandirse", explicó Fukuda.

Pero "cerrar las fronteras o restringir los viajes tiene realmente pocos efectos para detener el movimiento de este virus", reiteró. "Tendríamos que instalar restricciones realmente draconianas sobre los viajes para que tenga un impacto", añadió.

El comité de emergencia se mostró cauto al elevar el nivel de alerta, porque si bien el virus cumple con uno de los criterios de transmisión entre humanos para ser calificado de pandemia, no cumple con la condición de que haya dos focos de expansión. "Está claro que vemos casos de transmisión de persona a persona, y esto nos llevó a la fase 4", dijo Fukuda. Pero todos los casos confirmados son de personas que viajaron a México, recalcó.

A propósito de la producción de vacunas que podrían ser cruciales en caso de agravación de la situación, Fukuda indicó que la OMS había sido invitado por los expertos a tomar "medidas para facilitar su desarrollo". De momento, la OMS recomendó la utilización de un antiviral, el Tamiflu, del que dispone de 5 millones de dosis.

Además de México, Estados Unidos ya suma 40 casos, mientras que España y Gran Bretaña confirmaron los primeros contagios.