•  |
  •  |
  • EFE

Al menos 14 personas murieron hoy en disturbios registrados en varios puntos de Pakistán tras el asesinato de la ex primera ministra Benazir Bhutto, informaron medios electrónicos paquistaníes.

Diez personas fallecieron en tiroteos en la ciudad sureña de Karachi, donde activistas del Partido Popular de Pakistán (PPP) de Bhutto han incendiado vehículos y gasolineras en varias partes de la ciudad, según una fuente policial citada por las televisiones locales.

Otras dos personas murieron en la ciudad oriental de Lahore, donde seguidores de Bhutto también incendiaron comercios, autobuses y coches, según un jefe policial de la región.

En la localidad de Tando Allahyar, situada en la provincia suroriental de Sindh, la Policía cargó contra una protesta y el choque se saldó con la muerte de un manifestante.

Otro hombre murió en un tiroteo en el distrito de Khairpur, también en Sindh, según la Policía.

Los activistas del PPP han reaccionado a la muerte de su líder atacando objetivos de la gubernamental Liga Musulmana de Pakistán-Q y quemando gasolineras y vehículos.

ONU condena asesinato
En otro orden, El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hoy una declaración presidencial en la que condena "en los términos más firmes" el ataque terrorista en que murió la líder opositora pakistaní Benazir Bhutto, y urge a todos los pakistaníes a que "mantengan la estabilidad en el país".

En una reunión de urgencia que contó con la presencia del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, los quince miembros del Consejo aprobaron un texto en que también se "subraya la necesidad de llevar ante la Justicia a los responsables y a los organizadores (del ataque), así como a quienes lo han financiado y apoyado", para lo que pide la colaboración de todos los países.

Bush se comunica con Musharraf
El presidente estadounidense, George W. Bush, habló hoy por teléfono con el presidente paquistaní, Pervez Musharraf, para tratar la situación generada tras el asesinato Bhutto, informó la Casa Blanca.

En una breve declaración realizada hoy desde su rancho de Crawford (Texas), Bush exigió que los asesinos de Bhutto sean llevados ante la Justicia, y condenó "duramente este ataque cobarde".

"Estados Unidos condena con dureza este ataque cobarde por parte de extremistas asesinos que están intentando debilitar la democracia paquistaní", dijo Bush.

Rey Saudita llama a unidad
Por su parte, el rey saudí, Abdala bin Abdelaziz, calificó de "salvajes" a los responsables del atentado que hoy costó la vida a la principal líder de la oposición pakistaní Benazir Bhutto y pidió a los paquistaníes que "no permitan que los enemigos perturban su unidad".

El rey Abdala, cuyo país mantiene muy distinguidas relaciones con Pakistán y acogía al también importante líder de la oposición paquistaní Nawaz Sharif antes del reciente regreso de éste a Islamabad, expresó esta postura en un telegrama enviado al presidente de Pakistán, Pervez Musharraf.

"Expresamos nuestra condena y la del pueblo saudí del crimen horroroso cometido por unos asesinos que se han distanciado del Islam y de la moralidad y se han convertido en unos salvajes", dijo el monarca saudí.

"Confiamos en que el pueblo paquistaní hermano actuará con fe y paciencia, no permitirá que perjudiquen su unidad y estabilidad, y hará frente a los enemigos de Pakistán y de la Nación Islámica", agregó, según la agencia saudí, SPA.