•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció hoy que Singapur y la frontera intercoreana son los dos lugares que la Casa Blanca está evaluando para su futura reunión con el líder norcoreano, Kim Jong-Un, el primer encuentro de la historia entre las dos naciones.

"Estamos evaluando diferentes países, incluido Singapur", afirmó Trump durante una rueda de prensa en la Casa Blanca con el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari.

El mandatario indicó que también estudia la posibilidad de que el encuentro se celebre en la Casa de la Paz, un edificio construido en 1989 en la frontera entre las dos Coreas que la semana pasada fue el escenario de la histórica cumbre entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Trump ya había expresado esta mañana en Twitter la posibilidad de que el encuentro tuviera lugar en ese lugar o en el llamado Pabellón de la Libertad, también en la frontera intercoreana.

"Numerosos países están siendo considerados para el ENCUENTRO, pero, ¿no serían la Peace House/Freedom House, en la frontera entre Corea del Norte y del Sur, un sitio más representativo, importante y duradero que un tercer país? Solo pregunto", afirmó Trump, en un mensaje en el que parece decantarse por ese lugar.

Kim Jong Un, líder de Corea del Norte. Archivo/END

En su comparecencia ante la prensa, Trump consideró que la frontera entre las dos Coreas es un buen lugar porque "si las cosas funcionan, podría hacerse una gran celebración en el sitio".

"Las buenas noticias con que todo el mundo nos quiere", afirmó Trump, que elogió a Kim por su actitud "muy abierta y muy directa", así como por sus recientes muestras de buena voluntad.

La semana pasada Kim y Moon alcanzaron un compromiso para lograr la "desnuclearización total" de la península coreana y acordaron buscar un tratado de paz que ponga fin al enfrentamiento entre Corea del Norte con el Sur y EE.UU. a raíz de la Guerra de Corea, cerrada en 1953 con un alto el fuego pero no con un tratado de paz.

Según informó el Gobierno de Seúl durante el fin de semana, Kim también se comprometió a desmantelar en mayo su centro de pruebas atómicas ante observadores y periodistas extranjeros, así como a deshacerse de su arsenal nuclear si Estados Unidos promete no invadir el país.

Donald Trump mantiene contactos con Corea del Norte para buscar salida a crisis nuclear. Archivo/END

El encuentro entre Trump y Kim está previsto para finales de mayo o principios de junio, aunque el estadounidense dijo este fin de semana que la reunión será en "las próximas tres o cuatro semanas", lo que supone un leve adelanto con respecto a las estimaciones iniciales de la Casa Blanca.

Funcionarios de la Casa Blanca ya habían indicado a medios locales, como la CBS, que Trump estaba evaluando Mongolia y Singapur como escenario para su histórica cita con Kim.