•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Ecuador está preocupado por lo que sucede en Nicaragua, donde recientes protestas antigubernamentales dejaron unas 43 personas muertas, expresó el miércoles Juan Sebastián Roldán, secretario particular del mandatario ecuatoriano.

"Un gobierno como el de Nicaragua que está vinculado con muertes de personas en las calles, que tiene una lógica de perennizarse en el poder (...) no es un gobierno que el Ecuador mira bien", dijo Roldán en declaraciones al canal nacional Teleamazonas.

La justicia y la democracia deben estar en el diálogo

Agregó que el gobernante ecuatoriano, Lenín Moreno, "ha tenido toda la claridad para decir que le preocupa lo que pasa en Venezuela, que le preocupa lo que pasa en Nicaragua".

Una reforma al sistema de pensiones que aumentaba las cuotas obreras y patronales detonó una protesta de universitarios en Nicaragua contra el gobierno de Daniel Ortega el 18 de abril, que luego se extendió a otros sectores sociales.

El gobierno revocó la medida cuatro días después y accedió abrir un diálogo para discutir un nuevo proyecto, mientras que las violentas manifestaciones derivaron en la muerte de 43 personas según el Centro Nicaragüense de derechos Humanos (CENIHD).

"Respetamos los procesos de los otros países pero quienes vemos lo que está sucediendo en Nicaragua vemos que se parece mucho a lo que vivíamos en este país hasta hace poco tiempo", manifestó Roldán, añadiendo que el gobierno de Moreno "es el primero en criticar ese tipo de prácticas".

Vio morir a su hijo en redes sociales

Moreno, quien asumió hace un año, sostiene una dura pugna de poder con el exmandatario Rafael Correa -aliado de Nicaragua y Venezuela-, que llevó a una crisis al oficialista movimiento Alianza País (AP, izquierda), en el gobierno desde 2007.

Correa, tildado de autoritarista por Moreno, fue muy cercano a gobiernos de izquierda en la región, incluidos también Bolivia y Cuba.