•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comunidad hispana de EE. UU. rechazó  ayer la demanda interpuesta por siete estados contra el gobierno del presidente Donald Trump por no haber acabado con el programa DACA y pidió una solución permanente para los jóvenes indocumentados que llegaron al país de niños, conocidos como “soñadores”.

“Esta demanda es incongruente con nuestros valores nacionales y representa los oscuros objetivos de los republicanos con sus ataques contra la juventud inmigrante”, señaló hoy en declaraciones a Efe Carlos Duarte, director en Texas de la organización hispana Mi Familia Vota.

El enfado de los líderes latinos llega después de que una coalición de 7 Estados, liderada por Texas, interpusiera una demanda este martes en el tribunal del distrito sur de ese estado, para que declare ilegal el DACA (siglas en inglés de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia) y prohíba al Ejecutivo continuar renovando ese programa de alivio migratorio.

Esta solicitud judicial ha levantado sospechas en el seno del Partido Demócrata, que ha visto un “posible complot” entre el estado de Texas y el gobierno de Trump para acabar con el programa.