•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Banesco Internacional, Juan Carlos Escotet, dijo hoy que la intervención del banco por parte del Gobierno de Venezuela es una decisión "exclusivamente política" que busca, a su juicio, "distraer" a la opinión pública de las "tragedias" que viven los venezolanos.

"Esta es una intervención que no tiene ningún tipo de sentido, esta es una decisión exclusivamente política, una decisión tomada en el afán de querer distraer la opinión pública de los graves problemas que vivimos todos los venezolanos y de las tragedias que se vive en Venezuela", dijo Escotet en un vídeo difundido en su cuenta de Twitter.

Asimismo, indicó a pesar del "dolor" que le ocasiona esta acción del Gobierno venezolano, estará tranquilo "si esta decisión de tipo político contribuye a asegurar todas las fuentes" de trabajo de sus compañeros, así como la "estabilidad" de sus clientes.

La noche de esta martes el Gobierno venezolano anunció la intervención de Banesco por 90 días ante la comisión de presuntos delitos financieros por los que ya arrestó a 11 directivos del mayor banco privado del país.

Escotet consideró hoy que el banco está siendo "injustamente" intervenido ya que aseguró que Banesco no presenta "quebranto financiero" y que además es la primera entidad bancaria del país.

"Es el banco más rentable del sistema financiero venezolano, es el banco más líquido y con mayores tasas de crecimiento y con mayores cuotas del mercado", agregó. El presidente de Banesco dijo además que está convencido de que "se impondrá el Estado de derecho" y de que podrá "recuperar" la propiedad del banco "cuando corresponda".

"En lo inmediato si quiero mandarle un mensaje a todos nuestros compañeros de trabajo, son ustedes los que han hecho posible que Banesco llegue a ser un banco del que nos sintamos tan orgullosos como estamos", dijo.

Pidió también a los trabajadores no dejar de hacer el "magnifico trabajo que llevan adelante" y agregó que garantiza que el "conjunto de sus beneficios" será respetado. "Estos son tiempos pasajeros, hay que mantener el banco sano, robusto, bien gerenciado como lo han hecho históricamente", apuntó.

"En lo personal es muy triste que se hayan perdido 40 años de trabajo aún admitiendo que dado el deterioro de las condiciones de cambio en Venezuela la operación de trabajo" en el país "representa menos del 1 % del total de los activos de la organización", algo que es "sorprendente después de haber sido "una potencia y uno de los bancos más grandes de América Latina", culminó.

En una carta que también compartió en su red social, Escotet indicó que ha venido a Venezuela a "responder" y a "trabajar por la liberación" de sus compañeros detenidos, así como para ofrecerle "facilidades" a la persona encargada de la intervención del banco para que realice las tareas que se le han asignado.

"He venido para ratificarle a Venezuela que Banesco está listo para continuar ampliando su capital y proyectar su actividad para los próximos años", añadió