•   Siria  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) terminaron hoy su misión de recogida de material y datos en la localidad siria de Duma, para investigar el presunto ataque químico del 7 de abril.

El organismo explicó en un comunicado que las muestras obtenidas serán trasladadas a sus laboratorios, situados en la ciudad holandesa de Rijswijk (cerca de La Haya) y a otros vinculados al mismo para dos análisis distintos.

Mueren 24 personas en ataques de desconocidos en últimas horas en norte sirio

Los diferentes análisis a los que someterá las muestras "tomarán de tres a cuatro semanas", antes de que la OPAQ pueda confirmar a los Estados partes si hubo o no un ataque químico.

Mientras espera a obtener los resultados, la OPAQ "continuará su trabajo para recopilar más información y material" que determine qué ocurrió en Duma, cercana a Damasco, hace casi un mes, donde se registró un ataque rodeado ahora de dudas, ya que ninguna de las partes ha logrado confirmar o desmentir con pruebas el uso de armamento químico.

Expertos de la OPAQ toman muestras en Duma

El director general de la OPAQ, Ahmet Üzümcü, agradeció a los miembros del equipo de investigación por "su valentía y profesionalismo", después de que hayan podido entrar en Duma el pasado 21 de abril, una semana después de su llegada a Damasco.

Las autoridades sirias y rusas han impedido su acceso a la localidad en cuestión, justificando este impedimento en "cuestiones de seguridad", a pesar de las insistencias de la comunidad internacional para que Damasco colabore con los investigadores.

Terroristas fabrican armas químicas en Siria

Por este supuesto ataque químico, Francia, Estados Unidos y el Reino Unido bombardearon después con misiles instalaciones gubernamentales en las que presuntamente se producían y almacenaban armas químicas.

Por su parte, Rusia, aliado de Damasco en este conflicto armado, trasladó desde Duma a La Haya a un grupo de supuestos testigos para que desmintieran en una rueda de prensa internacional que "todo fue un montaje de Occidente", según la delegación rusa ante la OPAQ.