•   Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió  que su sueldo como jefe de Estado, de unos 3.483 dólares mensuales, "es el más bajo de toda América" e incluso "debe ser de todo el mundo".

Morales hizo este comentario durante un acto en el centro del país, a raíz de algunas críticas por haber aumentado su salario un 5,5 %, en consonancia con el incremento del sueldo básico en vigor desde el pasado 1 de mayo en Bolivia.

Bolivia cierra un ciclo de dictaduras con muerte de García Meza

En este sentido, subrayó que está considerado como el presidente latinoamericano que "más trabaja, pero gana poco".

El Gobierno boliviano ofreció una comparativa de presidentes latinoamericanos en la que Morales aparece a la cola en salario, lejos de los 19.300 dólares mensuales del mandatario guatemalteco, Jimmy Morales, que encabeza la tabla mostrada por el Ejecutivo de Bolivia.

Jimmy Morales, presidente de Guatemala

El presidente boliviano se mostró sorprendido de que se califique de "pecado" o "delito" este incremento, que afecta al conjunto de la Administración central, incluidos los altos cargos, en virtud de un decreto que si no se aprobara, no habría aumento también para profesionales como los médicos y los docentes universitarios.

Prohíben concursos de belleza infantiles en Bolivia por "hipersexualización"

Al respecto, argumentó que su Gobierno se rige no por "la plata", sino por el interés "de la patria", y que incluso este salario es menor que cuando era diputado, hace más de doce años, ya que entonces ganaba unos 3.600 dólares.

En este punto, recordó que cuando era diputado fue expulsado del Congreso de su país por defender una rebaja de salarios de políticos y se le llegó a calificar de "Bin Laden andino".

Asimismo, indicó que sus antecesores en la presidencia percibían hasta 5.768 dólares al mes y fue él quien se lo rebajó hasta menos de 3.500 dólares.

Costa Rica y Bolivia acuerdan proteger patrimonio cultural

Evo Morales se refirió a esta cuestión durante su discurso en una entrega de instalaciones escolares.

El propio Morales promulgó el pasado martes, durante los actos del Día del Trabajo, un decreto que establece para este año un aumento salarial, retroactivo al 1 de enero y obligatorio para las empresas, del 5,5 % en el sueldo básico y del 3 % en el mínimo, hasta el equivalente a 296 dólares.