•  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentinana, Mauricio Macri, cerró filas con sus aliados de la coalición Cambiemos, en una reunión de urgencia convocada este lunes tras la corrida cambiaria de la semana pasada, situación que el gobierno argentino consideró "superada", dijo un dirigente oficialista.

"Hemos estado evaluando los dos años y medio de gobierno y el rumbo por venir, ratificando el rumbo en materia política, económica y social", declaró Alfredo Cornejo, gobernador de la provincia de Mendoza (oeste) y presidente de la Unión Cívica Radical (UCR, socialdemócrata).

La coalición Cambiemos está integrada por el PRO (Propuesta Republicana) de Macri, la UCR y la Coalición Cívica de la diputada Elisa Carrió.

El gobierno argentino que se aferra a la proyección de inflación de 15% en 2018, contra todos los pronósticos privados que la sitúan por encima del 20%

La corrida cambiaria había llevado la cotización del billete verde al récord de 23,30 pesos. El viernes bajó a 22,30 con el misil de la tasa de interés de referencia del BCRA a 40%, la más alta del mundo. Este lunes cerró a 22,33.

"Entendemos que la situación ha sido superada pero que hay que seguir trabajando", declaró Cornejo en una desordenada rueda de prensa ofrecida junto al titular del PRO, Humberto Schiavoni, a la salida de la reunión en la Casa Rosada (gobierno).

Ambos fueron los portavoces del encuentro, del que participaron Macri, su influyente jefe de Gabinete, Marcos Peña, junto a gobernadores de provincias y titulares de los bloques legislativos que integran la alianza Cambiemos.

Según Schiavoni, "hay tranquilidad, las medidas del gobierno han sido bien recepcionadas por el mercado con lo cual se ratifica el rumbo tanto en materia económica como la ratificación del espacio Cambiemos", enfatizó para descartar diferencias internas.

Cornejo agregó que "desde el punto de vista económico, el Presidente, después de una reunión con su gabinete económico, dio un análisis alentador de que ha sido buena la jornada (del lunes). Las medidas anunciadas están dando resultado pero que hay que seguir adelante en materia de reducción de déficit".

El gobierno argentino que se aferra a la proyección de inflación de 15% en 2018, contra todos los pronósticos privados que la sitúan por encima del 20%, anunció el viernes una batería de medidas de ajuste para reducir la meta de déficit fiscal del 3,2% proyectado a 2,7% para este año.