•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno colombiano espera alcanzar un cese al fuego con la guerrilla guevarista ELN antes de las elecciones presidenciales del 27 de mayo, dijo el jueves el jefe de su delegación negociadora, en el reinicio de sus conversaciones en La Habana.

Según expresó Gustavo Bell, jefe de la delegación del Gobierno de Colombia, este quinto ciclo de reuniones busca "acordar un cese al fuego más robusto", que "permita llegar a las elecciones en absoluta paz" y ponga fin a "secuestros, extorsiones, reclutamiento de niños, y "ataques a la infraestructura".

En una declaración a la prensa, recordó que otro de los objetivos de este ciclo es buscar mecanismos para incluir la participación de la sociedad en el proceso. El presidente Juan Manuel Santos ha admitido que no será posible llegar a un acuerdo final antes del término de su mandato, en agosto.

 Lea: Líder de FARC pide a exguerrilleros disciplina para evitar nuevos homicidios

Los esfuerzos del mandatario por mantener las conversaciones en busca de lo que ha denominado "la paz completa" en Colombia, podrían verse entorpecidos si la derecha, opuesta a estas negociaciones, gana las presidenciales del 27 de mayo.

Vista general del inicio del quinto ciclo de diálogos de paz entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN). Foto: AFP/END

El senador Iván Duque, del derechista Centro Democrático que encabeza el expresidente Álvaro Uribe, feroz opositor de Santos, lidera los sondeos.

Bell dijo que espera que en estas conversaciones pueda llegarse "a un momento determinado en que sea la misma sociedad colombiana la que pida y le de continuidad a estos diálogos independientemente del gobierno que sea elegido en las próximas elecciones".

 De interés: Santos dice que implementar paz no es fácil pero que superarán los obstáculos

Por su parte, el jefe negociador del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán, reiteró la disposición de su organización para sacar "la violencia del conflicto" y dejo claro que "ninguna adversidad va a hacer que nos levantemos de la mesa", porque "somos conscientes que el único camino viable para Colombia, para una solución política, es que esta vía del diálogo salga adelante".

Sin embargo, expresó su preocupación por "las dificultades" e "incumplimientos" que enfrentan la aplicación del acuerdo de paz que desarmó y transformó en un partido político a la guerrilla de las FARC, y que a su juicio "puso todos los huevos en una canasta que está a punto de caerse y partirse".

El negociador jefe del Ejército de Liberación Nacional (ELN), Pablo Beltrán (2i), saluda al líder del equipo negociador del Gobierno colombiano, Gustavo Bell (2d). Foto: EFE/END

Beltrán aseguró que "de un año a otro ha crecido 20% el asesinato de líderes sociales y opositores" y que, pese a los reclamos "en vez de contenerse o neutralizarse, toda esta situación va configurando un genocidio de la oposición que actúa en la legalidad", sostuvo.

 Además: El Gobierno colombiano y el ELN retomarán los diálogos de paz en La Habana

"Comprenderán la preocupación nuestra, porque si a nosotros se nos invita a dejar las armas y a hacer la lucha política en la legalidad, pero nos está esperando ese escenario, deben entender de que no son muchas certezas las que nos esperan", añadió.