•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Miles de maestros de escuelas públicas de Colombia se manifestaron hoy en las principales ciudades del país en demanda de mejores condiciones de salud, ascensos y el cumplimiento de los acuerdos pactados con el Gobierno en el cierre del paro nacional de 48 horas.

En Bogotá, ciudad a la que llegaron también docentes de los departamentos del Tolima, Huila, Meta y Boyacá, los manifestantes se concentraron en el Parque Nacional, donde comenzaron una animada caminata hacia el Ministerio de Educación, en el occidente de la capital colombiana.

Un atentado contra torre deja sin energía a unas 270.000 personas en Colombia

Durante la manifestación, alumnos y profesores afiliados a la Federación Colombiana de Educadores (Fecode) enarbolaron pancartas que decían "Más libros menos armas", "Lucha por la educación", y "La educación ha muerto".

Fecode aseguró que también hubo manifestaciones en Cali, Medellín, Bucaramanga y otras ciudades entre las que está la isla caribeña de San Andrés.

Este es el segundo paro que realizan los maestros tras el que se convocó en febrero pasado, cuando los educadores suspendieron labores por 24 horas.

Colombia defiende en la ONU acuerdo de paz con las FARC y asume grandes retos

"Pedimos que de manera urgente se instale una mesa de diálogo con el Gobierno para hallar una solución de fondo ante las peticiones que tenemos, especialmente en el sector salud", dijo a periodistas una profesora.

Fecode ha insistido en que la prestación del servicio de salud de los maestros es crítica y que incluso se ha llegado a la suspensión de los tratamientos para pacientes oncológicos, la negación de la atención en urgencias o la ausencia de información para las redes de atención.

Entre tanto, la ministra colombiana de Educación, Yaneth Giha, aseguró que su cartera busca soluciones para mejorar la atención médica a los maestros del país.

"Estamos trabajando de la mano con Fiduprevisora, haciendo seguimiento permanente a los prestadores de salud para que la atención a los profesores siga mejorando", escribió en Twitter la ministra Giha.

El Gobierno insiste en que nueve de los 24 puntos firmados en el acuerdo pasado ya están cumplidos, otros nueve están casi listos y seis más requieren trabajo adicional para implementarlos.

Partido evangélico colombiano se adhiere a la campaña presidencial uribista

La ministra insistió en que la educación es un servicio público esencial, es decir que no puede ser objeto de huelga, y así lo establece el último punto del acuerdo firmado con el magisterio.

En Colombia se consideran servicios públicos esenciales la Banca Central, la seguridad social relacionada con salud y pago de pensiones y los servicios públicos domiciliarios.

También la administración de justicia, el servicio que presta el Instituto Nacional Penitenciario (Inpec), la prevención y control de incendios, las actividades de la Dirección de Aduanas e Impuestos Nacionales (DIAN), el transporte público aéreo, marítimo, fluvial, férreo, masivo y terrestre, la explotación del petróleo y la educación, entre otros.