•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

La ex primer ministra paquistaní Benazir Bhutto, asesinada el jueves en un atentado suicida, había acusado al presidente Pervez Musharraf de negarle protección adecuada en los meses previos a su muerte, según un correo electrónico divulgado el jueves por la cadena CNN.

Si resultara herida en Pakistán “responsabilizo a Musharraf”, había escrito la líder opositora en un correo electrónico dirigido a su portavoz y amigo estadounidense Mark Siegel, y dado a conocer por la cadena CNN.

Bhutto, de 54 años, fue asesinada en un atentado suicida en Rawalpindi, cerca de Islamabad, en el que murieron además unas 20 personas.

“Sus secuaces hacen que me sienta en peligro”, había escrito Bhutto, detallando las medidas de seguridad que pidió al gobierno de Musharraf y que no le habían sido concedidas tras su retorno al convulsionado país.

“Es imposible que lo que me ocurre, como que se me prohíba tener coches privados o usar vidrios ahumados, o tener aparatos de interferencia electrónica o protegerme con cuatro vehículos policiales, pueda ocurrir sin su conocimiento”, escribió refiriéndose al presidente paquistaní en el mensaje del 26 de octubre, una semana después de un atentado del que había salido ilesa.

Bhutto pidió a Siegel, quien había colaborado con ella en un libro sobre el Islam y Occidente, que hiciera público su mensaje si era asesinada.

“A medida que nos preparábamos para la campaña (de las elecciones legislativas del 8 de enero), Bhutto estaba muy preocupada por no obtener la seguridad que pedía”, dijo Siegel a CNN.

“Simplemente pedía aquello a lo que tenía derecho como ex primer ministra. Todo ello se le negó”, agregó. “Se le había concedido una cierta protección policial, pero esporádica e inconsistente”, dijo Siegel.

El embajador de Pakistán en Estados Unidos, Mahmud Ali Durrani, rechazó estas afirmaciones: “El gobierno de Pakistán provee toda la seguridad necesaria”, le aseguró al canal.


Promete “no descansar”

Por su parte, Musharraf condenó el asesinato de la ex primer ministra señalando que se trata de la obra de terroristas y prometiendo que no descansará hasta eliminarlos.

Hablando en los medios de comunicación estatales sobre el atentado suicida de Rawalpindi que costó la vida a la carismática líder de la oposición, Musharraf dijo que “esta brutalidad es la obra de esos terroristas a los que estamos combatiendo”.

“Es una gran tragedia para la nación, que no puede explicarse con palabras”, explicó, “estoy profundamente apenado y la condeno enérgicamente”.

“Siempre dije que la mayor amenaza a la nación paquistaní son estos terroristas”, agregó el presidente, que decretó tres días de luto nacional.

“Hoy, en este trágico incidente, expreso mi determinación, y quiero que la nación se una a ella y coopere, de no descansar hasta que sean eliminados”, sentenció.

Musharraf se encomendó “al todopoderoso Alá” para que proteja Pakistán e hizo un llamamiento a la nación para que “permanezca tranquila y demuestre paciencia y tolerancia”.