•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rusia ha desarticulado un grupo terrorista que planeaba perpetrar atentados con bomba en el centro de Moscú el pasado 9 de mayo durante las celebraciones del Día de la Victoria sobre la Alemania nazi, aseguró hoy el viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Oleg Siromólotov.

"Entre el 21 y el 24 de abril fueron liquidados 26 terroristas. Fueron detenidos varios grupos que debían atentar con bomba durante la marcha del Regimiento Inmortal en Moscú", en la que cientos de miles de ciudadanos marcharon portando fotos de sus familiares que participaron en la II Guerra Mundial, explicó Siromólotov.

EEUU revela 3000 anuncios de Facebook comprados por rusos para manipular voto

Los terroristas, agregó, ya tenían listos los explosivos y las armas para atentar y debían desplazarse a Moscú desde la ciudad de Novy Urengói, en la región siberiana de Yamalo-Nenetsk, donde su grupo fue desarticulado.

"Ahí se llevaron a cabo 17 registros y se detuvo a veinte personas", precisó el viceministro en una entrevista a la agencia oficial TASS.

Trump “felicita” a Putin por su investidura

La célula terrorista de Siberia fue localizada a raíz de una investigación sobre otro grupo radical desarticulado el año pasado y que también planeaba atentar contra la marcha del Regimiento Inmortal, aunque en San Petersburgo, la segunda ciudad del país.

"Cuando empezamos a estudiar su financiación, vimos que procedía de Turquía, y luego localizamos a un grupo de reserva en Siberia", afirmó Siromólotov.

La mayor parte de los islamistas radicados en Rusia proceden de las antiguas repúblicas soviéticas del Asia Central, aunque en los registros de terroristas elaborados por los servicios de seguridad rusos también figuran unos 4.000 ciudadanos de este país.

Vladimir Putin jura para un cuarto mandato presidencial en Rusia

El último gran atentado que sufrió Rusia tuvo lugar el 3 de abril del año pasado, cuando la explosión de una bomba en un vagón del metro de San Petersburgo causó 16 muertos y más de 50 heridos.

Según la investigación, el artefacto casero fue detonado por el terrorista suicida de origen kirguís Akbarzhón Dzhalílov.