•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Con la inauguración de una nueva Base de Lanzamiento de Aeronaves Remotamente Tripuladas en el departamento de Nariño (suroeste), la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) activó hoy un nuevo escuadrón de drones que apoyará la lucha contra los grupos armados ilegales en la región, informaron fuentes castrenses.

Maestros colombianos se manifiestan por "pactos incumplidos" por el Gobierno

"Hace 12 años se viene trabajando con un equipo de aproximadamente 200 personas, volando más de 30.000 horas, con el fin de incrementar operaciones de inteligencia y reconocimiento", dijo el comandante del Comando de Operaciones Aéreas de la FAC, el mayor general Rodrigo Alejandro Valencia Guevara, en la ceremonia.

Un atentado contra torre deja sin energía a unas 270.000 personas en Colombia

La nueva base estará equipada con novedosos sistemas tecnológicos que permitirán ejercer vigilancia sobre el narcotráfico, la minería ilegal y posibles desastres naturales que puedan presentarse en el departamento, informó la FAC en un comunicado. Asimismo, los drones apoyarán directamente a los 9.800 hombres de tierra, mar y aire de la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, una unidad militar recientemente creada para combatir a los grupos delincuenciales en el suroeste del país.

Los drones Scan Eagle y Night Eagle serán operados por tripulaciones que han trabajado anteriormente en labores de inteligencia y reconocimiento con apoyo de Estados Unidos y que "pondrán a disposición todas sus capacidades y entrenamiento", agregó la información.

Gobierno de Colombia espera cese al fuego con ELN antes de elecciones

Esta no es la primera vez que se incluyen nuevas tecnologías en la guerra contra el narcotráfico en Nariño, ya que el mes pasado la Dirección de Antinarcóticos estrenó "La oruga", un vehículo táctico de dispersión de herbicida que hoy ya trabaja en la erradicación de cultivos de coca en el municipio de Tumaco. Según el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), publicado en julio del año pasado, los cultivos de coca en Colombia aumentaron un 52 % en 2016 al pasar el área sembrada de 96.000 a 146.000 hectáreas. Precisamente, Nariño fue uno de los departamentos donde más creció el total de hectáreas cultivadas junto a Putumayo y Norte de Santander, todos en zonas fronterizas.