•   Atenas, Grecias  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Parlamento griego aprobó hoy una ley que pretende acelerar el proceso de adopción y acogimiento familiar y otorga a las parejas homosexuales el derecho a acoger a niños, aunque no a adoptarlos.

Este último punto había provocado una fuerte controversia en todas las fuerzas políticas del país y una dura reacción de la influyente iglesia ortodoxa, a pesar de que el Gobierno tan solo se ha limitado a reformar el procedimiento de acogida -y no de adopción- a parejas del mismo sexo.

 Lea: Grecia quiere legalizar la marihuana para uso medicinal

Los partidos que se opusieron a esa disposición, entre los que figuraban los conservadores, los neonazis y también los comunistas, consideraron que la ampliación del derecho a acogimiento familiar a parejas del mismo sexo constituye una adopción de hecho.

El Parlamento griego aprobó una ley que pretende acelerar el proceso de adopción y acogimiento familiar y otorga a las parejas homosexuales el derecho a acoger a niños. Foto Cortesía / END."Es un error que el debate público se haya centrado en una disposición de la ley, que no considero sin importancia, mientras el tema principal es la actitud del Estado hacia estos niños que no tienen la posibilidad de vivir una vida normal y están en centros para menores. Diría alguien que son hijos de un Dios inferior", dijo el primer ministro griego, el izquierdista Alexis Tsipras.

La aprobación de la ley hace de Grecia el decimocuarto Estado miembro de la Unión Europea (UE) que permite el acogimiento familiar a parejas del mismo sexo.

 Lea más: Denuncian a candidatos que se hacen pasar por trans en elecciones mexicanas

La ley intenta poner fin al larguísimo proceso de adopción y acogida y dar un futuro en familia a los 2.400 niños, entre ellos 800 con discapacidades, que se encuentran en centros de acogida del Estado o de organizaciones no gubernamentales (ONG).

"Todos los científicos coinciden en que cada día que los niños pasan en un centro de acogida, independientemente de su calidad, perjudica a su salud mental", destacó la ministra de Solidaridad, Theanó Fotiu.

La ley contempla reducir a tres meses el plazo de evaluación de las familias o parejas candidatas, un proceso que actualmente se prolonga hasta tres años, a los que se suman por lo menos otros dos hasta la adopción definitiva.

La razón principal del retraso es la falta de trabajadores sociales encargados de hacer los trabajos de evaluación pues en las trece regiones que tiene Grecia hay tan solo 80 personas que se dedican a esta tarea, que además tienen que compaginar con otras funciones.

La nueva ley contempla que esta trabajo podrá ser realizado a partir de ahora también por los servicios sociales de los ayuntamientos y, en caso de que no pueda ser respetado el plazo de los tres meses, la Asociación de Trabajadores Sociales.

Además, se establece por primera vez una lista de espera para las familias y parejas que cumplen con los criterios de adopción o acogida, algo que hasta ahora no existía.

 Además: Cinta de Sebastián Lelio reactiva derecho de transexuales

Otra novedad es la creación de una base de datos conjunta con todos los niños que viven en centros de acogida del Estado y de ONG.

Hasta ahora los servicios sociales no tienen una idea clara de cuántos niños hay en los centros de organizaciones no gubernamentales, lo que conduce a que en la práctica solo se tramitan los casos de centros del Estado.

La ley crea asimismo la figura de "familias de acogida profesionales" que, a cambio de una remuneración, podrán acoger a niños con discapacidades serias y deberán aplicar programas de cuidado especiales.