•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La villa 31, uno de los barrios marginales de la ciudad de Buenos Aires, alojará desde hoy la nueva sede del programa Scholas Occurrentes, creado por el papa Francisco en 2013, que fue inaugurada hoy por el propio Jorge Bergoglio a través de un evento transmitido por videoconferencia.

Desde la sede de Scholas Occurrentes ubicada en Roma, el pontífice participó en un acto dirigido a celebrar la apertura de la nueva escuela construida en este barrio de su ciudad natal, así como tres establecimientos más emplazados en Colombia, Mozambique y Estados Unidos.

Lea: El papa encontrará a selección argentina de camino a Rusia para el Mundial

Así, Francisco tuvo la oportunidad de dedicar unas palabras a los chicos y las chicas de Argentina que aguardaban tras la pantalla al pontífice, quien puso en marcha la iniciativa -dedicada a promover la integración social y la paz mediante la tecnología, el arte y el deporte- en el que es su país de origen hace cinco años.

Vecinos caminan por las calles del barrio Villa 31 durante la inauguración de la nueva sede de "Scholas Occurrentes". Foto: EFE / END."No se dejen robar la esperanza, porque la esperanza no defrauda y nos va a llevar adelante, a los logros que ustedes quieran. Anímense a pelear por la vida, por las elecciones de ustedes", deseó el papa a los participantes de los cuatro países que atendían al acto de inauguración desde sus respectivas localizaciones.

En esta línea, les animó a conseguir sus metas y les avisó de que "no se duerman" en su juventud, que "no pierdan la capacidad de soñar despiertos" y sean capaces de "mirar más allá" para " saber que un sueño puede anclarse en una realidad".

 Lea más: El papa visitó con el cardenal salvadoreño Rosa Chávez una parroquia romana

Mientras que desde Colombia se bailó una danza popular y desde Estados Unidos un coro cantó una canción, la organización argentina de la escuela de la villa 31 aprovechó la conexión con el pontífice para interpretar una pieza musical y simular un gol con una portería de fútbol, un deporte al que Francisco se siente muy ligado.

El grupo encargado de la canción tocada fue la Orquesta Aeropuertos Argentina 2000, compuesta casi en su totalidad por niños y niñas procedentes de la villa 31, que expresaron antes de tocar que "quieren seguir adelante" y que su interpretación era "una pequeña muestra" de ello.

Al evento acudieron también Fernando Cavenaghi y Alberto "Beto" Acosta, ídolos de River Plate y San Lorenzo, respectivamente, el vicejefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, y el alcalde capitalino, Horacio Rodríguez Larreta.

 Además: Gobierno de Nicaragua agradece al papa su llamado a la concordia

Este último recalcó en su intervención la "lindísima emoción" que supone ubicar la sede de Scholas Occurrentes en un barrio que "está avanzando, siempre con la participación de la gente", ya que es un proyecto de "integración" relevante para esta zona marginal.

"Y más aún con Francisco acompañándonos en esta inauguración", añadió Larreta.

Asimismo, hizo referencia al aniversario de la muerte del sacerdote Carlos Mugica, una figura destacada en el barrio 31 -que extraoficialmente lleva su nombre- por su trabajo comunitario para mejorar sus condiciones y que fue asesinado el 11 de mayo de 1974 de varios disparos.