•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El aspirante presidencial colombiano Germán Vargas Lleras rechazó hoy los actos vandálicos contra su sede de campaña en la ciudad de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, así como los disturbios que se presentaron a las afueras de un concierto para jóvenes organizado por su hija en Bogotá.

"Más allá de los daños materiales, rechazo el acto de violencia y hago un llamado a los candidatos presidenciales a que llamen a la cordura a sus seguidores y que hagan una campaña limpia y lejos de los agravios. Ojalá esta escalada de violencia y de polarización no siga aumentando", dijo Vargas Lleras durante un acto de campaña en Cali (suroeste).

El papa recibirá al presidente colombiano el 28 de junio en el Vaticano

Los hechos en Cúcuta tuvieron lugar la madrugada del pasado jueves, cuando un grupo de personas ingresó a la sede y destruyó varios carteles publicitarios.

Al respecto, el exvicepresidente colombiano dijo lamentar que "las personas que agredieron la sede hallan sido capturadas y luego dejadas en libertad".

Armada colombiana decomisa casi una tonelada de cocaína de disidentes de FARC

En un hecho similar en Cúcuta, los "mupis" o soportes publicitarios instalados en los paraderos de autobús cercanos al Centro Comercial Ventura Plaza también fueron dañados.

"Debemos centrarnos en el debate de las ideas con respeto y la exposición de las propuestas para sacar este país adelante", dijo sobre el particular.

Asimismo, el candidato del movimiento Mejor Vargas Lleras se refirió al incidente de ayer en la noche durante un concierto gratuito en Bogotá.

Según Vargas Lleras, mientras en el centro de eventos los jóvenes disfrutaban del concierto, organizado por su hija, Clemencia Vargas, afuera miembros de otras campañas protagonizaron disturbios que requirieron la intervención de las autoridades.

Papa Francisco recibirá el 28 de junio en el Vaticano al presidente colombiano Santos

En vídeos que circulan en redes sociales se observa a varias personas lanzar botellas de vidrio y piedras contra el lugar en donde se llevaba a cabo la actividad.

"Lamentable la situación a la que hemos llegado. En un evento cultural de nuestra campaña, organizado por mi hija Clemencia, los jóvenes que asistieron fueron objeto de agresiones e insultos, a tal punto que tuvo que intervenir la policía antimotines", manifestó el político.