•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que no le importa lo que diga el Fondo Monetario Internacional (FMI) y les acusó de ser los "sicarios del mundo", pues a su juicio, "son responsables del hundimiento de decenas de países".

"El Fondo Monetario Internacional me tiene sin cuidado, nos tiene sin cuidado, Venezuela es independiente del cono monetario (...) no lo queremos en Venezuela. No nos importa en Fondo Monetario, son los sicarios del mundo", dijo en una rueda de prensa, previo a un acto de campaña electoral en el estado venezolano de Aragua (centro).

Maduro pide a sus simpatizantes unión para lograr la victoria en elecciones

Indicó que "son responsables del hundimiento de decenas de países, son responsables de la muerte por hambre de miles y miles de mujeres en Asia, en América Latina, en el Caribe".

Al día 50.000 venezolanos llegan a Colombia para abastecerse por elecciones

El pasado 2 de mayo, el FMI emitió una "declaración de censura" contra Venezuela, sumida en una profunda recesión, por no suministrar datos oficiales sobre la evolución económica del país.

El organismo dirigido por Christine Lagarde dio seis meses más a Venezuela, que lleva más de 10 años sin someterse a la evaluación económica anual del FMI, para entregar esta información.

Christine Lagarde

Como consecuencia, Venezuela quedó impedida para acceder a recursos de la institución financiera internacional y de proseguir sin entregar los datos requeridos podría perder su derecho de voto en el seno del organismo y verse ante una eventual salida del organismo.

Detienen 33 venezolanos y abaten a un hombre en operativo contra contrabando

Maduro dijo hoy que Venezuela "tiene su política financiera independiente" y que por eso creó el petro, una criptomoneda "que va a ocupar el papel fundamental como divisa convertible para las acciones financieras y comerciales del país".

El FMI, que ha catalogado la situación económica de Venezuela como "dramática", prevé que la inflación en el país caribeño ronde el 14.000 % en 2018.