•  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) dio hoy luz verde al envío de una vacuna experimental contra el ébola para intentar hacer frente al nuevo brote de la enfermedad declarado en Bikoro (noroeste), donde se ha detectado una treintena de casos.

El director de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Salama, dijo que están preparándose para iniciar una campaña de vacunación en cuanto el Gobierno congoleño diese su autorización, y Gavi, la Alianza para la Inmunización, ya ha anunciado que financiará las vacunas.

Lea: Kenia refuerza el control en los aeropuertos para evitar la entrada del ébola

El ministro congoleño de Sanidad Pública, Oly Ilunga, afirmó hoy en un comunicado que el país va a usar todo los medios de diagnóstico y terapéuticos a su disposición, y que eso incluye la vacunación, dando este consentimiento, pero sin especificar plazos.

Hasta ahora, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad congoleño, se han registrado 11 casos de la fiebre hemorrágica y una muerte confirmada.

La OMS aseguró que se prepara para el "peor escenario" posible y habló de 32 casos en total, entre sospechosos, confirmados y probables.

Este jueves, el ministerio anunció cuatro nuevos casos, entre los que se encuentran tres trabajadores sanitarios.

 Lea más: Un prototipo de vacuna protege en un 80% contra el ébola en ratones

Equipos de la OMS, Unicef, la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR) y Médicos sin Fronteras (MSF) se han desplegado en Bikoro, un lugar remoto a 280 kilómetros de la capital de la provincia de Ecuador, y con infraestructura muy pobre, explicó hoy en Ginebra el director de emergencias de la OMS, Peter Salama.

El brote de ébola ha dejado a varias personas fallecidas. Foto: Cortesía / END.La vacuna está todavía en su fase experimental sin licencia y el riesgo a efectos secundarios es alto, por eso necesita de la autorización de los gobiernos para poder ser usada.

Se trata de la vacuna, Vsv EBOV, que está validada por el Gobierno congoleño desde 2017, y que ha sido probada en África Occidental en el brote de 2014 que se saldó con 11.300 muertes y más de 28.000 casos.

Las cuarenta personas que trabajaron en los ensayos clínicos de la vacuna en Guinea Conakri serán los que implementen el proyecto en RDC cuando se lleva a cabo.

Se trata, según la OMS, del noveno brote de ébola que golpea a la República Democrática del Congo desde que se descubrió el virus en 1976 en este país, cuando entonces se denominaba Zaire.

 Además: Dos vacunas experimentales prometen combatir el ébola

La enfermedad -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 %.

Sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

La peor epidemia de ébola conocida hasta la fecha se declaró en marzo de 2014, con los primeros casos que se remontan a diciembre de 2013 en Guinea Conakri, desde donde se expandió a Sierra Leona y Liberia.