•  |
  •  |
  • EFE

Estados Unidos dijo este domingo estar dispuesto a dar garantías de Seguridad a Corea del Norte si abandona su arsenal nuclear.

El jefe de la diplomacia, Mike Pompeo, afirmó en una entrevista que el esperado encuentro entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, convocado para el 12 de junio en Singapur, será una prueba de los compromisos de Pyongyang.

Washington reclama una "desnuclearización completa, verificable e irreversible" de Corea del Norte, reiteró el secretario de Estado en el canal Fox. Pyongyang no se ha comprometido a este punto, ya que considera su arsenal nuclear como última arma para la supervivencia del régimen.

Aun así, Pompeo dijo estar "convencido" de que Kim comparte ese objetivo. Trump tildó de "gesto muy inteligente" el anuncio de Corea del Norte el sábado de desmantelar a finales de mayo su campo de ensayos nucleares.

"Tenemos que dar garantías sobre su seguridad, por supuesto", admitió Pompeo. Y advirtió que tienen "los ojos bien abiertos" ante los riesgos, pero también reconoció que tienen "la esperanza de que el presidente Kim quiere hacer un cambio estratégico".

El consejero de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, dijo por su lado que la desnuclearización tendría que darse "antes que los beneficios", especialmente la inversión privada, evocada varias veces por Pompeo.

"No queremos hacer concesiones por cada avance norcoreano", dijo un portavoz, y subrayó que "hasta que alcancemos la desnuclearización, las sanciones económicas serán mantenidas".

Estadounidenses en Corea del Norte

Pompeo mencionó la la llegada de grupos estadounidenses a Corea del Norte, en caso de que Pyongyang abandone su arsenal nuclear.

"Llegarán estadounidenses - del sector privado, no el contribuyente estadounidense- para ayudar a construir la red eléctrica (...), con el fin de trabajar con ellos para desarrollar infraestructuras, todo lo que los norcoreanos necesitan, como una agricultura estadounidense capaz de auxiliar a Corea del Norte con tal de que puedan comer carne y tener vidas sanas", explicó el jefe de la diplomacia de Estados Unidos.

Desnuclearización significa "deshacerse de las armas nucleares, desmantelarlas y transportarlas a Oak Ridge, en Tennessee (un centro estadounidense de investigación nuclear de Estados Unidos, ndlr), esto significa deshacerse de su planta de uranio", dijo Bolton en la cadena ABC.

"Corea del Norte dispone de un programa muy vasto. No será fácil", reconoció. "Necesitarán revelar todos los sitios, abrirlos a las inspecciones. Pienso que la destrucción de las armas nucleares será realizada por Estados Unidos y quizás con ayuda" de otros países, añadió.

En la misma línea que ha mantenido Trump, que anunció que se retiraría de las negociaciones si no ve un progreso perceptible, Bolton afirmó que "el presidente no tiene estrellas en los ojos". Y la cumbre del 12 de junio dará al presidente de Estados Unidos la oportunidad de "hacer un balance de Kim Jong Un y ver si su compromiso es real", dijo.