•   Honduras  |
  •  |
  •  |

Miles de madres hondureñas conmemoraron ayer su día entre la pobreza y el abandono de sus parejas que las dejaron con uno o más hijos, y en otros casos son viudas. 

“Tengo cuatro hijos, el menor de 3 años y la mayor de 9”, indicó a Acan-Efe Gloria Pineda, una vendedora ambulante de comida en un bulevar en el oriente de la capital hondureña.

Pineda indicó que su primera hija la tuvo a los 16 años y que de su pareja, Josué González, no ha vuelto a saber “desde que se fue para Estados Unidos, cuando estaba embarazada del último”.

“Me dijo que se iba para Estados Unidos a trabajar allá y que volvería con algún dinero, pero no hemos vuelto a saber de él”, añadió. 

Casos como el de Gloria son comunes en Honduras, un país con nueve millones de habitantes, de los que el 51% son mujeres. 

En el caso de Ernestina, de 28 años, una vendedora de mostrador en un centro comercial de Tegucigalpa, con un salario de 7,000 lempiras (menos de 300 dólares) mensuales, dijo a Acan-Efe que es madre soltera, de cinco hijos, dos de ellos gemelos, además, viuda desde hace tres años.

Agregó que su esposo “murió de un paro cardíaco a los 38 años” y que desde entonces hace “milagros” para mantener a sus hijos.    Por su parte, Blanca indicó que tuvo su primer hijo cuando era una niña, “a los 14 años” y que, a pesar de las “dificultades”, se siente “alegre porque el mayor ya tiene 14”.

Según fuentes oficiales, más de 600,000 hogares hondureños son liderados por madres solteras, quienes en su mayoría tienen además, en común, recibir bajos ingresos para criar a sus hijos. 

El Día de la Madre hondureña se conmemora el segundo domingo de mayo. 

Para la ocasión aumentan las ventas de flores, dulces, prendas de vestir y aparatos electrónicos, entre otros, mientras que las invitaciones a los restaurantes algunos las inician desde el viernes. 

Algunas madres hondureñas trabajaban aseando calles y bulevares de Tegucigalpa, algunas de ellas acompañadas de hijos pequeños. 

Saludo presidencial

Instituciones públicas y privadas han aprovechado la ocasión para agasajar a las madres, sin faltar los saludos de los políticos a través de diversos medios. 

El presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, saludó a las madres en su día a través de la red social Twitter. 

“Felicidades madres hondureñas en su día! Felicito especialmente a mi madre Elvira. Gracias por su entrega a nosotros, sus hijos!”, escribió el gobernante. 

Por su parte, el expresidente Porfirio Lobo (2010-2014) felicitó también por Twitter “a todas las madres de Honduras en su día” y lamentó que la madre de sus hijos, Rosa Elena Bonilla, no podrá estar con ellos, porque enfrenta en prisión un juicio por presunta corrupción, desde el 28 de febrero. 

“La madre de nuestro hogar no estará celebrando este día especial en familia, le siguen injustamente negando el derecho de estar en libertad”, añade el mensaje de Lobo, quien asegura que su esposa es “inocente” de lo que le acusan. 

Bonilla enfrenta tres delitos de apropiación indebida, más seis de fraude en calidad de inductora, en los que habría incurrido cuando fue primera dama de Honduras, según la acusación del Ministerio Público.