•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cancillería chilena anunció hoy que ofició a las autoridades de Malasia, su preocupación por el "deterioro del estado de salud" de dos chilenos condenados a la horca en ese país por el presunto homicidio de un hombre.

Se solicitó que el ingeniero Felipe Osiadacz (27) y el cocinero Fernando Candia (30) reciban vacunas contra la malaria, fiebre amarilla y hepatitis debido al "riesgo inminente de contraer enfermedades" en el penal de Sungai Buloh, uno de los más grandes en ese país con 6.000 presos, próximo a la capital Kuala Lumpur.

 Lea: Cura chileno condenado por abusos sexuales es llevado de urgencia a clínica

El ministerio de Relaciones Exteriores lleva a cabo gestiones para impedir que se ejecute la pena capital en el caso de estos dos jóvenes, que hace siete meses están detenidos en el país asiático y a la espera de un juicio que se iniciará a fines de mayo.

Los familiares, en tanto, se han reunido con parlamentarios, abogados y el expresidente Eduardo Frei, que ejerce como embajador en misión especial para Asia Pacífico, con el propósito de traer de vuelta a los dos chilenos.

 Lea más: Chile definirá si designa embajador en Venezuela tras elecciones

Candia y Osiadacz son investigados por su supuesta responsabilidad en la muerte de un hombre en Kuala Lumpur, mientras se encontraban de vacaciones.

Según la versión que ellos han entregado, se trató de un malayo que los siguió hasta el hostal para pedirles dinero, con el cual hubo "forcejeo", aunque sin intención de causarle daño.

 Además: Presidente de Chile posterga gira a Europa por "incompatiblidad" de agenda

De acuerdo al informe forense, esta persona estaba "bajo la influencia de diversos estupefacientes", por lo que alegan que lo acontecido fue "en defensa propia".