•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Los senadores demócratas de EE.UU. Dick Durbin, líder de la minoría en el Senado, y Bob Menéndez exigieron hoy "atrasar" las próximas elecciones en Venezuela, que se celebrarán este domingo, para que sean "libres y justas".

"Hacemos un llamado para exigirle al presidente (de Venezuela, Nicolás) Maduro y a su Gobierno a atrasar las elecciones al menos por seis meses para permitir una campaña legítima y un proceso electoral que cumpla con los estándares internacionales determinados", apuntaron los senadores en un comunicado.

Grupo de Lima hace "último llamado" a Venezuela para suspender elecciones

Durbin y Menéndez aseguraron que para garantizar unas condiciones electorales "básicas", Maduro debe liberar a todos los presos políticos, incluidos el líder de la oposición, Leopoldo López, y el ciudadano estadounidense Josh Holt y permitir que todos los candidatos y partidos políticos puedan participar.

De hecho, la oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha decidido no presentarse a estos comicios porque consideran que no cuentan con todas las garantías.

Además, los candidatos presidenciales que sí se han presentado, el principal rival de Maduro, Herni Falcón (Avanzada Progresista), y el evangélico Javier Bertucci (Esperanza Por el Cambio), han denunciado durante la campaña el "ventajismo" del actual presidente y han pedido que se garantice el equilibrio.

Poder electoral venezolano advierte de sanciones a promotores de abstención

"El Gobierno venezolano bajo el presidente Maduro ha tomado una serie de acciones represivas y antidemocráticas que amenazan a su propio pueblo y han aislado a su país del resto del mundo", apuntaron.

En este sentido, los congresistas estadounidenses dijeron que Maduro ha convocado elecciones de manera repentina "para mantenerse en el poder".

Iglesia venezolana insiste en pedir la suspensión de las presidenciales

En su nota, Durbin y Menéndez anunciaron que en los próximos días presentarán un proyecto de ley bipartidista con un enfoque integral "para afrontar la crisis política, económica y humanitaria de Venezuela".