•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, criticó hoy la actitud "caprichosa" de la administración estadounidense e instó a la Unión Europea (UE) a "prepararse" para escenarios en los que pueda no tener apoyos.

"Hoy estamos presenciando un nuevo fenómeno: la asertividad caprichosa de la administración estadounidense. Cuando observamos las últimas decisiones del presidente (de Estados Unidos Donald) Trump, alguien podría preguntarse: con amigos así, ¿quién quiere enemigos?", dijo Tusk en una rueda de prensa en Sofía, previa al inicio de la cumbre sobre los Balcanes.

Israel enfrenta una ola de críticas tras el baño de sangre en Gaza

La UE, añadió, "debería estar agradecida al presidente Trump" porque "gracias a él hemos eliminado las ilusiones. Nos ha hecho darnos cuenta de que si necesitamos una mano amiga, la encontraremos al final de nuestro brazo".

En ese contexto, Tusk indicó que "Europa debe hacer todo lo que esté en sus manos para proteger los lazos transatlánticos", pese a la actitud de Trump, aunque a la vez ha de "preparar los escenarios en que tenga que actuar sola".

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (dcha), y el secretario general de la ONU, Antonio Guterres

Según el presidente del Consejo, la UE tiene "potencial para alcanzar el reto", pero necesita "más unión y voluntad política".

"No hay ninguna razón objetiva en tener complejos, ser europeo es algo de lo que estar orgullosos", recalcó.

Corea del Norte siembra dudas sobre la cumbre con Trump

Los líderes de la Unión Europea se reunirán el miércoles y el jueves en Sofía en una cumbre informal sobre los Balcanes a cuya agenda se ha infiltrado la crisis de Gaza, la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del pacto nuclear con Irán y su amenaza de imponer aranceles al aluminio y acero de la UE.

EE. UU. corre contra el reloj en sus negociaciones con UE, China y el TLCAN

España será el único Estado miembro que no esté representado en la cumbre UE-Balcanes del jueves a nivel de jefe de Estado o de Gobierno debido a la presencia de Kosovo, cuya independencia de Serbia declarada en 2008 España no reconoce, al igual que otros cuatro socios comunitarios que sí asistirán (Grecia, Rumanía, Chipre y Eslovaquia).