•  |
  •  |
  • EFE

El expresidente peruano Alberto Fujimori aseguró el miércoles que no apelará la orden judicial que le impide salir del país durante cuatro meses por estar procesado en el caso de una matanza de seis campesinos ocurrida bajo su gobierno (1990-2000).

"No apelaré el impedimento de salida. Lo único que quiero ahora es compartir tiempo con mi familia y escribir mis memorias", tuiteó Fujimori, de 79 años, quien salió de prisión en diciembre pasado luego de 12 años gracias a un polémico indulto humanitario.

La declaración de Fujimori se produce al día siguiente de que un tribunal peruano dispuso el impedimento de salida del Perú por cuatro meses, prorrogables.

El expresidente es procesado junto a otras 23 personas por una matanza perpetrada supuestamente por un escuadrón de la muerte del ejército en 1992, en el marco de la lucha contra las guerrillas. El crimen de los seis campesinos ocurrió en Pativilca, un pueblo agrícola de la costa norte.

La fiscalía imputa a Fujimori el delito de autoría mediata, una tipificación penal que incluye a la cadena de mando de una organización, desde la cabeza. La ley peruana establece que el presidente de la República es "el jefe supremo de las Fuerzas Armadas".

"Sería ahora un contrasentido después de haber pasado momentos muy duros y difíciles irme del Perú", se explayó en su tuit Fujimori, en tácita alusión a los años que pasó en prisión como parte de una condena por crímenes de lesa humanidad en el marco de la lucha antiterrorista.

Fujimori, que cumplía una condena de 25 años de prisión como autor mediato por otras dos matanzas, salió en libertad tras 12 años en la cárcel luego de ser indultado en la víspera de Navidad de 2017 por el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski.