•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Cuba, Raúl Castro, afirmó hoy que la crisis económica internacional debe solucionarse con acciones concertadas y no a espaldas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) por los países "más poderosos". "La superación de la crisis económica global demanda una acción concertada, con la participación universal, democrática y equitativa de todos los países", expresó Raúl Castro, al inaugurar la reunión de ministros de los Países No Alineados (NOAL), en su condición de presidente del Movimiento.

"La respuesta no puede ser una solución negociada a espaldas de Naciones Unidas por los mandatarios de los países más poderosos", subrayó, ante representantes de unas 140 delegaciones que acuden a la última cita ministerial del NOAL bajo el liderazgo de Cuba. Raúl Castro señaló que la solución del G-20 "de fortalecer el papel y las funciones" del Fondo Monetario Internacional (FMI) "no resuelve tampoco la desigualdad, las injusticias y la insostenibilidad del actual sistema".

El presidente cubano señaló que las políticas del FMI han sido "funestas" y "contribuyeron decisivamente a la génesis y agravaron la magnitud de la actual crisis". "Si no actuamos con la firmeza y urgencia requerida, serán nuevamente nuestros pueblos los que sufrirán, por más tiempo, las peores consecuencias de esta crisis", manifestó.

En este sentido, Raúl Castro destacó que los 118 miembros del NOAL deben apoyar la cumbre convocada por la ONU sobre la crisis económica y financiera, prevista del 1 al 3 de junio, es "el marco imprescindible para debatir y buscar soluciones de consenso a esta grave situación". "Nos afecta una profunda crisis económica, social, alimentaria, energética y ambiental, que ha adquirido carácter global. Los debates internacionales se multiplican, pero no con la participación de todos los países", advirtió.

"Cuba no tiene que hacer gestos con Estados Unidos"
De igual manera, durante su discurso de inauguración del NOAL, Castro afirmó que su país no tiene que hacer "gestos" con Estados Unidos. "Cuba no ha impuesto sanción alguna contra Estados Unidos ni contra sus ciudadanos (...). No es Cuba la que tiene que hacer gestos", afirmó el mandatario cubano, quien calificó de "mínimas" las medidas aprobadas por Obama el 13 de abril, cuando eliminó las restricciones a los viajes de cubanoestadounidenses y al envío de remesas a la isla.

Esta es la primera reacción directa del gobernante cubano al pedido de "gestos" que hizo Obama a Cuba en el cierre de la Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago el 19 de abril, al referirse por ejemplo a una liberación de presos políticos. "El bloqueo quedó intacto, no hay pretexto político ni moral que justifique la continuidad de esa política", recalcó Castro.

No negociarán soberanía ni sistema político y social
"Hemos reiterado que estamos dispuestos a hablar de todo con el gobierno de Estados Unidos, en igualdad de condiciones, pero no a negociar soberanía ni nuestro sistema político y social, el derecho a la autodeterminación ni nuestros asuntos internos", afirmó el mandatario cubano como lo había declarado durante el encuentro del Alba en Venezuela, aunque esta posición fue calificada por Washington como una "señal de apertura" y disparó las expectativas sobre un diálogo que ponga fin al conflicto bilateral de medio siglo.

En un artículo de Fidel Castro, el líder cubano aclaró que su hermano ofrece cambiar opositores presos por cinco cubanos condenados en Estados Unidos a cadena perpetua acusados de espías, a los que Cuba declaró "héroes luchadores antiterroristas". La secretaria de Estado, Hillary Clinton, consideró que los señalamientos de Raúl y Fidel Castro muestran "diferencias" y auguró que el fin del régimen "está próximo".

Pese al cruce de declaraciones, el pasado lunes y el 13 de abril se reunieron en Washington el responsable para América Latina del Departamento de Estado, Thomas Shannon, y el jefe de la Sección de Intereses de La Habana en Estados Unidos, Jorge Bolaños, sobre lo cual no se refirió Raúl Castro en su discurso.

El portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood, rechazó dar detalles de la última reunión, pero antes de ese encuentro señaló que hablarían sobre las recientes medidas de Obama y preocupaciones de Washington sobre derechos humanos y democracia en la isla. "Queremos ver que el gobierno cubano sea recíproco (...) que se liberen los presos políticos. Hay una serie de pasos que el gobierno cubano puede tomar y que quisiéramos ver", señaló Wood, reiterando palabras de Obama.