•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, acusó hoy a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, de pagar a ciudadanos colombianos para que obtengan una cédula de ese país y voten en las elecciones de este domingo en las que se elegirá al jefe de Estado.

"Por fuentes de inteligencia confiables, tenemos conocimiento de un plan del régimen de Maduro, en marcha desde finales del año pasado, para cedular y trasladar ciudadanos colombianos para que voten el próximo domingo 20 de mayo", dijo Santos en una declaración.

 Irán y Venezuela elevan el petróleo por encima de los 80 dólares

Asimismo, explicó que el plan detalla "la forma, los procedimientos y los pagos a efectuar para garantizar el movimiento de los votantes y su voto a favor de Maduro".

Los venezolanos acudirán el próximo domingo a las urnas para elegir presidente en unos comicios en los que Maduro busca la reelección y cuya legitimidad ha sido cuestionada por la mayor parte de la comunidad internacional.

Santos se refirió a las elecciones venezolanas en una declaración que dio en la Casa de Nariño en la que además denunció que el Gobierno de Maduro distribuye a los venezolanos alimentos en mal estado y de contrabando por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Santos explicó que "maniobras como esta", junto a otras "muchísimas razones", le llevan a reiterar que no reconocerá los resultados de esas elecciones "convocadas ilegítimamente por la Asamblea Nacional Constituyente".

 Maradona acompañó cierre de campaña de Maduro como su "soldado"

Frente a esa situación, el mandatario subrayó que ha dado instrucciones a la fuerza pública para "redoblar los controles fronterizos" y evitar así "al máximo el trasteo (traslado) ilegal de votantes".

 Senador de EEUU responsabiliza a Maduro de seguridad de estadounidense preso

Santos se refirió a las elecciones venezolanas en una declaración que dio en la Casa de Nariño en la que además denunció que el Gobierno de Maduro distribuye a los venezolanos alimentos en mal estado y de contrabando por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).