•   Chicago, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Grupos de activistas advirtieron hoy de que los continuos comentarios del presidente Donald Trump, en los que se "deshumaniza" a los inmigrantes, provocan un aumento de los delitos de odio y sucesos de discriminación y racismo a lo largo del país. "El presidente convierte en 'lo otro' a los inmigrantes, en un desafortunado recordatorio de su visión sobre el mundo", declaró hoy a Efe Matt Hildreth, del grupo proderechos de los inmigrantes America's Voice, al referirse a la última polémica provocada por Trump. El presidente aseguró esta semana en una reunión en la Casa Blanca que "hay gente que llega al país" que "no son personas, son animales".

Deportaciones en EEUU se reducen casi a la mitad en los últimos cinco años

Luego negó que se estuviera refiriendo a todos los inmigrantes indocumentados, como fue interpretado por algunos medios y la oposición demócrata. Su blanco, dijo, eran los miembros de pandillas como la MS-13 (Mara Salvatrucha). No es la primera vez que Trump se refiere a los pandilleros como "animales", y en numerosas ocasiones ha vinculado la inmigración ilegal con el auge de la criminalidad en general en el país. Julián Sánchez, analista del Centro de Estudios Cato, escribió en un tuit que Trump sigue "un patrón muy feo y llamativo" al condenar los crímenes "mediante la negación de la humanidad de quienes los perpetran".

Trump llama "animales" a algunos inmigrantes ilegales

Según Hildreth, el "alarmismo antinmigrante" y la forma de despreciar al "otro" que demuestra el presidente repercute a nivel nacional. Su organización ha elaborado y actualizado desde junio de 2015 el "Mapa del odio", que documenta los casos en los que se han registrado ataques a minorías o grupos marginalizados. El caso más reciente fue el de un abogado neoyorquino que reprendió a los empleados y clientes de un restaurante por hablar español y a quienes amenazó con denunciar a Inmigración para que fueran deportados, en un suceso que se hizo viral tras ser grabado en video.

Trump dice que México "no hace nada" por Estados Unidos en la frontera

Otro caso que ha creado revuelo esta semana se produjo el martes en un local de Starbucks en La Cañada (California), donde un empleado de la cadena escribió en el vaso de café de un hispano "frijolero" en vez de Pedro, como él le había indicado que se llamaba. Este suceso obligó a la empresa a pedir disculpas por este incidente racista que se produjo menos de dos semanas antes de que Starbucks vaya a cerrar durante unas horas sus 8.000 locales en el país para que sus trabajadores reciban a un curso para combatir las prácticas discriminatorias.

Guatemala pone en marcha campaña a favor de trabajadores migrantes en México

El Southern Poverty Law Center, que hace un seguimiento de los llamados Grupos de Odio en el país, comprobó que el año pasado había 954 en funcionamiento, comparado con 917 de 2016. Dentro de los grupos supremacistas blancos, los neonazis se incrementaron el 22 % y los grupos antimusulmanes aumentaron por tercer año consecutivo. "Esto es preocupante, porque mucha gente está envalentonada por el ejemplo que da el presidente, de negar la humanidad de los inmigrantes y acusarlos de todos los males", dijo Hildreth.

Esta situación queda patente en una encuesta de Gallup que apunta que las relaciones raciales en el país preocupaban en marzo pasado "enormemente" al 37 % de los entrevistados, la cifra más alta desde 2001, a excepción del sondeo de marzo de 2017, dos meses después de la llegada de Trump al poder (42 %). Un año antes, en plena campaña preelectoral, en la que Trump destacó por sus mensajes contra la inmigración y los musulmanes, esa preocupación era del 35 %, en los tres únicos años en los que el porcentaje fue superior al 30 %. Asimismo, el 36 % de los entrevistados este año indicaron estar "muy insatisfechos" con el estado de las relaciones raciales, por el 41 % de 2017 y el 34 % de 2016. De nuevo los tres últimos sondeos con las cifras más altas desde 2001.