•   Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un avión comercial operado por la aerolínea Cubana de Aviación con 104 pasajeros a bordo cayó ayer poco después de despegar de La Habana, y dejó un “alto número de víctimas”.

Las brigadas de ayuda han logrado rescatar hasta el momento a tres sobrevivientes, en “estado crítico”, según fuentes oficiales. 

La mayoría de las más de cien personas que murieron al estrellarse un avión cerca del aeropuerto de La Habana eran cubanos, a excepción de cinco pasajeros extranjeros cuya nacionalidad aún se desconoce y de miembros de la tripulación, que eran mexicanos.

Según los medios estatales cubanos, tras la confusión inicial sobre las nacionalidades de las víctimas “quedó confirmado que la mayoría de los pasajeros eran cubanos, excepto unos cinco extranjeros y la tripulación”.

 Expertos piden a farmacéuticas escuchar las necesidades de los pacientes

“Las noticias no son nada halagüeñas, parece que hay un alto número de víctimas”, dijo a la AFP el presidente de Cuba Miguel Díaz-Canel, tras llegar al lugar del accidente y supervisar el rescate.

El presidente cubano precisó que “104 pasajeros con nueve personas de tripulación” viajaban a bordo de la nave.

“Durante el despegue aparentemente sufre una falla y se precipita al terreno”, informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, que detalló que en el avión viajaban cinco tripulantes mexicanos.

Ubicado a unos 100 metros del siniestro, periodistas de la AFP comprobaron que el avión está completamente destruido y en llamas sobre campo de cultivo, cerca del aeropuerto.

 ​​OMS establece que epidemia ébola en República Democrática del Congo no es emergencia internacional

“El avión quedó hecho un amasijo de hierro, otros materiales calcinados y cadáveres. Cayó sobre una siembra de boniatos (un tipo de tubérculo), a 200 metros de las primeras edificaciones. Carros cisternas apagaron el fuego. Una veintena de ambulancias se mueven en el lugar”, explicó un reportero de la AFP.

Según detalló previamente la televisión estatal cubana, “La aeronave se precipitó entre Boyeros y Santiago de Las Vegas (dentro de la ciudad)”.

Hospitalizados

José Luis, de 49 años, vive en el entorno del aeropuerto, y desde el supermercado donde trabaja, a 300 metros del accidente, se puede ver el despegue de las aeronaves que salen del José Martí. “Yo estaba despachando cerveza y pan en el mercado. De momento veo que sale (el avión), dio vueltas y, abajo, cayó. Todos nos asombramos”.

Imágenes de la televisión cubana mostraban brigadas de rescate trabajando en el lugar del accidente y retirando en una camilla lo que parecía ser un sobreviviente. Una fuerte llovizna comenzaba a caer sobre la capital cubana.

El presidente Díaz-Canel, en declaraciones a la televisión local, dio sus condolencias a las familias afectadas, y afirmó que “la respuesta ha sido inmediata, en poco tiempo estuvieron aquí las principales autoridades”.

 ​Unos 1,5 millones de venezolanos emigraron a diez países del Grupo de Lima

“Aquí todo se ha organizado, se extinguió el fuego y se están identificando los restos”, señaló. “El aeropuerto se mantiene con operatividad. Hay que decir también que la población del lugar ha acudido con mucha disciplina y ha estado cooperando en estas tareas de atención al evento”.

El sector está acordonado por la policía. Policías de uniforme y de civil impiden el acceso.

Los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro; de Rusia, Vladimir Putin y de Colombia, Juan Manuel Santos, entre otros expresaron sus condolencias y solidaridad con el pueblo cubano.

La aerolínea mexicana Global Air, propietaria del Boeing 737 accidentado esta mañana en las inmediaciones de La Habana, aseguró ayer en un comunicado que el total de pasajeros de la aeronave es de 110 personas.

En un comunicado emitido por la firma, Global Air confirmó que en el avión viajaban 104 pasajeros y seis tripulantes: un comandante, un primer oficial, una sobrecargo mayor, dos sobrecargos primeras y un técnico de mantenimiento.

 Defensa pide regresar beneficios a Lula que fueron cancelados por un juez

“Se están realizando las gestiones necesarias para obtener más información de las autoridades correspondientes de La Habana, Cuba”, explicó la compañía.

De acuerdo con un reporte preliminar de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de México, la compañía aérea había superado hace seis meses, en noviembre de 2017, la revisión técnica realizada cada año por la Dirección General de Aeronáutica Civil de México.

La aerolínea también registrada como Damojh fue sometida al “Programa Anual de Verificaciones Técnico Administrativas Mayores” entre los días 21 y 24 de noviembre, según el informe.

La compañía aprobó la revisión puesto que llevaba a cabo “la aplicación de los servicios de mantenimiento conforme al programa de mantenimiento del fabricante”.