•  |
  •  |
  • END

LA PAZ / AFP

El presidente de Bolivia, Evo Morales, advirtió que si lo asesinaran “habría un gran levantamiento del pueblo”, en alusión a la desarticulación de un grupo de supuestos mercenarios bolivianos y europeos que complotaban contra su vida y planificaban segregar Santa Cruz del resto del país.

“Estaban preparándose para matarme”, y si lo hicieran “yo creo que habría un gran levantamiento del pueblo, grave sería eso, eso es lo que tengo: miedo a un levantamiento del pueblo”, dijo Morales la noche del martes en la inauguración de un congreso de mujeres campesinas en la región central de Cochabamba, según la agencia oficial ABI.

“A eso es a lo que tengo miedo”, dijo Morales, y cuestionó que sus oponentes “no piensan ni analizan” las consecuencias que acarrearía el magnicidio.

Morales confirmó la dimensión de las investigaciones que realiza la Fiscalía a un grupo de supuestos mercenarios, tres de los cuales, Eduardo Rózsa Flores (boliviano-croata-húngaro), Arpád Magyarosi (húngaro-croata) y Michael Dwyer (irlandés), fueron abatidos a tiros por la Policía a mediados de abril.

Otros dos, Mario Tadic (boliviano-croata) y Elod Toasó (húngaro) fueron capturados vivos y recluidos en la cárcel mientras dure la investigación.

Se trata de “grupos extranjeros mercenarios, sicarios pagados que quieren destrozar a este gobierno”, se quejó Morales.

En una entrevista que había dado en septiembre a la televisión húngara, y que se emitió por primera vez el martes pasado, Rózsa Flores señalaba que viajaba a Bolivia para llevar acciones en Santa Cruz, inclusive para separar a esa región del resto de Bolivia, si era necesario.

Detienen a dos opositores

Mientras tanto, dos personas ligadas a organizaciones opositoras en la región rebelde de Santa Cruz son investigadas por la Fiscalía, por su presunta relación con el desmantelado grupo de milicianos que, según el gobierno, planeaba el asesinato del presidente Evo Morales y la división del país.

Hay dos detenidos y “se les está tomando declaraciones” en la Fiscalía de La Paz, afirmó el mayor de policía Johnny Aguilera, uno de los investigadores asignados para averiguar los vínculos de la célula de supuestos mercenarios, tres de los cuales murieron en un operativo policial en Santa Cruz hace dos semanas.

Aguilera eludió confirmar si los dos detenidos eran los responsables de proveer armas al grupo de europeos, como informaron medios locales, pues -aseguró- “se les están tomando declaraciones y luego se verá”.

Los dos detenidos fueron identificados por medios locales --a falta de confirmación oficial-- como Juan Carlos Gueder, asesor de seguridad de la Unión Juvenil Cruceñista (brazo de choque del opositor comité cívico-empresarial de Santa Cruz), y Alcides Mendoza, un ciudadano paraguayo de quien no se tienen más datos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus