•   Texas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) informó ayer que su investigación sobre el tiroteo del pasado viernes en la escuela secundaria de Santa Fe (Texas) sigue abierta “y lo hará durante un tiempo”, para obtener la máxima información sobre la matanza que dejó diez muertos y otros diez heridos.   

Además, el FBI pidió a la ciudadanía que si disponen de cualquier material que pueda servir para avanzar con la investigación del caso, se pongan en contacto con las autoridades policiales lo antes posible.    

“Se solicita a cualquier persona que tenga fotos o vídeos del tiroteo de la Escuela Secundaria #SantaFe que los lleve a la oficina del FBI en Texas City”, escribió ayer el FBI de Houston en su cuenta de Twitter.    

El Distrito Escolar de Santa Fe avisó a los alumnos y familiares que la escuela permanecerá cerrada al menos hasta el 22 de mayo, por lo que solicita a todos los implicados que acudan a retirar sus vehículos de la zona y recojan sus pertenencias del centro.    

El FBI indicó, por su parte, que “la escuela sigue siendo una escena del crimen”, por lo que pidió “evitar la zona”.    

Por el momento, con la investigación en curso, se desconocen las motivaciones que llevaron a Dimitrios Pagourtzis, de 17 años, a cometer este atentado contra sus compañeros.    

El autor material de la matanza compareció la noche del viernes por primera vez ante un juez para hacer frente a los cargos de asesinato capital y ataque contra agentes del orden público.